Trufas de naranja

Si te gusta el chocolate vas a amar esta receta. Las trufas de naranja son una buena manera de darle un toque de sabor a tu día, y lo mejor es que no necesitas muchos elementos y se hacen de una forma muy sencilla. Sigue nuestros consejos para que puedas preparar este delicioso postre.

Ingredientes

  • 150 gramos de chocolate negro (60% cacao)
  • 50 gramos de azúcar
  • 1 naranja
  • 75 gramos de mantequilla
  • 1 yema de huevo
  • 50 gramos de azúcar en polvo
  • 25 gramos de cacao en polvo sin grasa

zumo naranja michelle@TNS

Preparación

Para lograr estas deliciosas trufas no necesitas muchos conocimientos culinarios, pero te recomendamos empezar por preparar el almíbar, usa para esto la naranja.

Pon una olla a calentar y coloca en ella el zumo de la naranja para reducirlo. Adiciona el azúcar y mezcla constantemente hasta que la mezcla espese un poco y se haya reducido en buena parte el zumo y esté un poco transparente.

Puedes aprovechar mientras está listo el almíbar y poner a calentar el chocolate y la mantequilla en una olla al baño María o en el microondas, hasta que se derritan. Revuelve hasta que todo se encuentre bien incorporado, la idea es que quede cremoso y suave. Reserva hasta que el almíbar esté listo.

Una vez esté listo, toma el bol donde está el chocolate y agrégale la ralladura de media naranja y la yema del huevo. Bate con vigorosidad hasta que consigas un resultado homogéneo. Luego procede a incorporar a la mezcla el almíbar de naranja, remueve nuevamente hasta que quede bien integrado todo.

Por último coloca el azúcar en polvo poco a poco, lo mejor es que agregues una pequeña cantidad, revuelvas y vuelvas a agregar otro poco. Esto te facilitará enormemente su incorporación. Cuando hayas puesto toda la azúcar en polvo, procede a refrigerar el chocolate para que puedas manipularlo. Normalmente se le dan 20 minutos. Sin embargo, debes tener en cuenta que la consistencia del chocolate debe ser compacta pero cremosa, para que puedas moldear tus trufas más adelante.

trufa menta

Una vez tenga la consistencia que necesitas puedes proceder a rellenar tu molde, que puede ser el de las clásicas bolitas, o simplemente rellena una manga pastelera y coloca diferentes montículos o figuras con el chocolate sobre una bandeja recubierta con papel para hornear. Una vez tus trufas tengan la forma que desees, solo debes llevarla a la nevera.

Cuando las trufas se hayan solidificado, retíralas de la nevera y recúbrelas con el cacao en polvo, así le darás un toque exquisito y delicado. Después de esto puedes consumirlas o guardarlas en la nevera para disfrutarlas en otro momento.

Categorías: Recetas Etiquetas: