Cómo mejorar los problemas de tiroides cuidando el intestino

Puesto que la flora bacteriana intestinal es una barrera para los patógenos, es fundamental mantenerla sana para evitar infecciones. Además, así también favorecemos los procesos enzimáticos de las hormonas tiroideas

Existe una relación poco conocida entre la glándula tiroides y el intestino. Desde esta perspectiva, los problemas de tiroides podrían mejorar si mantenemos una buena función intestinal.

Descubre en este artículo cuáles son los factores que perjudican al intestino y, por lo tanto, a la tiroides de manera indirecta, así como algunos consejos y remedios naturales que nos resultarán muy beneficiosos.

Relación tiroides-intestino

Muchas personas se sorprenden al saber que tres cuartas partes del tejido inmunitario de nuestro cuerpo están situadas en el intestino.

Si la flora bacteriana intestinal está sana actúa como una barrera excelente ante todo tipo de patógenos (virus, bacterias, hongos y parásitos).

No obstante, si está alterada, el intestino se convierte en una puerta abierta para que estos patógenos pasen al torrente sanguíneo y, además, interfiere en algunos procesos enzimáticos relacionados con las hormonas tiroideas.

Ver también: ¿Quieres mejorar tu salud? Empieza por tus intestinos

¿Qué daña el intestino?

Intestino permeable

Hay muchos factores que influyen de manera negativa sobre el delicado equilibrio del intestino:

  • Una mala alimentación, rica en azúcares, lácteos y alimentos refinados.
  • Estreñimiento.
  • Antibióticos.
  • Intolerancia a algunos nutrientes, como el gluten o la lactosa.
  • Intoxicación por metales pesados (por ejemplo, si se usan amalgamas dentales de mercurio).
  • Parásitos intestinales.
  • Estados de nerviosismo, ansiedad y estrés.
  • Emociones negativas como la rabia y el miedo.

Equilibrar la función intestinal

Si somos conscientes de sufrir algún desarreglo intestinal deberemos empezar por tomar remedios naturales para equilibrarlo.

En caso de sufrir estreñimiento, deberemos centrarnos en aumentar el consumo de alimentos ricos en fibra, así como de beber un litro y medio de agua a lo largo del día, fuera de las comidas.

Si padecemos diarreas de manera habitual podemos recurrir al té verde y a algún suplemento a base de carbón vegetal.

A continuación repasamos tres consejos que puede seguir cualquier persona para mejorar su función intestinal.

Una alimentación integral

Incrementar los alimentos ricos en fibra

Tanto si sufrimos algún desarreglo intestinal como si tenemos un intestino sano, en nuestra dieta no pueden faltar los alimentos ricos en fibra, como las frutas, verduras, legumbres, frutos secos y cereales integrales.

Hoy en día la mayoría de productos elaborados con harinas no contienen fibra, sino que son refinados: pan, bollería, galletas, pasta, pizza, etc.

No obstante, si buscamos bien, podremos encontrar muchas opciones también deliciosas y más nutritivas, elaboradas con harinas integrales de centeno, espelta, etc.

También podemos probar cereales como la avena, el mijo o la quinoa.

Cuidado con el gluten

Qué deben saber los intolerantes al gluten

Muchas personas con trastornos de tiroides podrían sufrir un mayor o menor grado de intolerancia al gluten, que es la proteína presente en el trigo, la cebada y el centeno.

También se encuentra, en algunos casos, en la avena, pero el motivo es por haber sido procesada en los mismos lugares que el trigo.

Recomendamos eliminar el gluten de la dieta, lo cual nos hará sentir una gran mejoría en pocas semanas.

Visita este artículo: Delicioso pan de avena, plátano y nueces sin gluten y sin lactosa

Los probióticos

Los suplementos a base de probióticos son una de las mejores opciones para mantener una flora intestinal sana.

Podremos notar los beneficios en nuestra salud incluso desde el primer día, ya que la salud del intestino es determinante en nuestra calidad de vida.

Recomendamos elegir probióticos de la máxima calidad, que incluyan una gran cantidad y variedad de cepas bacterianas.

En la etiqueta debería especificar la cantidad y lo ideal sería entre 30 y 50 millones de CPU (es decir, organismos vivos con la capacidad de formar colonias).

Los suplementos de flora intestinal se deben tomar siempre con estómago vacío, en especial en ayunas. La hora más efectiva es entre las 5 y las 7 de la mañana.

Los enemas

Qué es la flora intestinal

Un buen método para limpiar el intestino de manera puntual, sobre todo si sufrimos estreñimiento, son los enemas, en los cuales aplicamos agua o algún preparado medicinal por vía rectal.

Podemos hacerlos con infusiones medicinales como la manzanilla o el tomillo, o bien con café, para mejorar la función hepática. En este caso será siempre café ecológico no torrefacto.

Siempre tenemos que ser muy escrupulosos con esta técnica, para no alterar la flora bacteriana, y no realizarlos con demasiada asiduidad.

Lo ideal es hacerlos en un momento que no tengamos prisa, a poder ser antes de acostarnos, ya que en algunos casos pueden dar cansancio.

Mantendremos el líquido dentro todo lo que podamos y evacuaremos cuando lo necesitemos.