Cómo mejorar tu postura en 10 segundos

¿Sabías que algo tan sencillo como colgarte una percha en la espalda o ponerte una mochila por delante puede ayudarte a mejorar tu postura de forma inconsciente?

A lo largo de nuestro día a día debido a las horas que pasamos en el trabajo y las malas costumbres es habitual que acabemos adoptando una mala postura.

Si es tu caso, seguro que ya habrás visto como tu espalda y huesos se ven resentidos. Y es que esta es una de las zonas más sensibles de nuestro cuerpo.

Toma nota de estas recomendaciones sobre cómo mejorar tu postura en diez segundos.

Se trata de una serie de ejercicios que tienen un efecto rápido, puesto que sus resultados son visibles casi inmediatamente.

El problema es que estos no duran mucho tiempo.

Así pues, para lograr que permanezcan, debemos complementar estos consejos con otros ejercicios.

Estos te permitirán mantener una espalda saludable y alejada de cualquier tipo de dolor muscular que pueda aparecer.

1. Postura del saludo

Hacer esta postura es muy sencillo y notarás gran mejoría.

  • Para llevarla a cabo tendrás que llevar tus manos detrás de la espalda y juntar las palmas de las manos.
  • La clave está en que tus brazos formen una línea recta que vaya desde el codo derecho hasta el codo izquierdo.
  • Procura mantener los omóplatos juntos, y aguanta en esta posición durante 10 unos segundos.

Te recomendamos leer: 6 posturas para aliviar el dolor de espalda

2. La posición del candado

La posición del candado

  • Para hacer la posición del candado tendrás que poner un brazo detrás de la espalda. Levanta el otro mientras lo tienes doblado, como en la imagen superior, y acércalo hacia los omóplatos.
  • Luego tendrás que cerrar las manos como si de un candado se tratase, estirando el codo del brazo y levantándolo hacia arriba.
  • Hazlo cinco segundos con un brazo y luego cambia al otro.

3. Con giros

Para evitar una mala postura también es importante cambiar la posición de la parte inferior de tu cuerpo.

  • Para ello tendrás que llevar las manos detrás de la cabeza y voltear la parte superior del torso hacia la izquierda.
  • El objetivo es que los hombros estén en posición perpendicular hacia la zona del respaldo de la silla.
  • Para que sea verdaderamente efectivo, tendrás que mantener la posición durante 5 segundos, y luego hacerla en la otra dirección.

4. Estiramiento parado

sintomas-escoliosis

  • Para hacer esta postura correctamente tendrás que ponerte de pie (parado).
  • Asegúrate de que ambos omóplatos, glúteos y pantorrillas tocan la pared para que lo hagas verdaderamente de forma correcta.
  • Luego tendrás que tensar tu abdomen y hacer unas respiraciones profundas, así conseguirás relajar tus músculos.

5. Espalda arqueada

  • Para llevar a cabo esta postura tendrás que sentarte al borde de la silla, llevar las manos detrás de la cabeza y arquear la espalda, a la vez que miras hacia el techo.
  • Luego, con suavidad, tendrás que llevar la cabeza hacia atrás, sin dejar de mirar hacia arriba, y mientras la apoyas también en el respaldo de la silla.

6. Con peso

Podemos encontrar esta modalidad tanto en la espalda como en el pecho.

Si atendemos a la modalidad que se centra en el peso en la espalda, el ejercicio será de la siguiente forma:

  • Cuando estés delante del ordenador, cuelga de tu espalda algún objeto que te haga ir hacia atrás y que te obligue a mantener la espalda recta. Bastaría con una percha para ello.

Si optas en cambio por la opción de hacerlo con una dosis extra de peso en el pecho:

  • Tendrás que colgar de tu pecho siempre que te sea posible una mochila.
  • Con ello lo que lograrás es que el cuerpo intente superar el peso y de manera inconsciente llevarás los hombros hacia atrás para mantener el equilibrio.

Ver también: Ejercicio para quemar grasa y mejorar la postura

7. Al borde

En la orilla de una cilla

  • Para hacer esta posición tendrás que sentarte al borde de una silla.
  • Coloca un pie debajo de esta y pon el otro hacia adelante (con en la imagen superior).
  • Se trata de una postura con la que lograrás enderezar la espalda y mantenerla recta para guardar así el equilibrio.
  • Lo más recomendable es que te pongas en esta posición después de realizar alguno de los ejercicios previos.