Medallones de brócoli y queso

Si estás buscando una receta vegetariana, que sea además de nutritiva muy deliciosa, te recomendamos estos medallones de brócoli y queso. Este plato originario de Suecia, es absolutamente equilibrado, además de prepararse con ingredientes que normalmente tienes en tu cocina.

Puedes comer estos medallones acompañados de una ensalada, o como acompañamiento de un plato más elaborado (ya sean carne de res, pollo, arroces, mariscos o pescado), y lo mejor es que será una receta que te hará quedar muy bien con un plato completamente hecho en casa.

Ingredientes

  • 3 patatas grandes
  • 3 cucharadas de queso mozzarella
  • Media cebolla
  • 3 cucharadas de queso parmesano rallado
  • 1 brócoli
  • 1 cucharada de mantequilla

¿Cuál-es-La-manera-correcta-de-comer-brócoli-para-aprovechar-sus-nutrientes

Preparación

Para poder empezar con la preparación de tu receta debes primero cocinar las patatas y el brócoli en recipientes aparte. El brócoli se debe cocinar hasta que se encuentre al dente, es decir que haya ablandado un poco, pero que el centro se mantenga crujiente. Las patatas es mejor que las dejes a medio cocinar, para que no se desbaraten durante el proceso posterior (aunque tampoco deben quedar crudas). Una vez estén listos, resérvalos en recipientes individuales. Aprovecha también para rallar el queso monzarella.

En una sartén, pon a calentar una cucharada de aceite y, cuando esté caliente, agrega la cebolla picada finamente. Deja que se sofría hasta que haya caramelizado (esto es cuando toma un color dorado y queda suave).

Toma tus patatas y quítales la piel, después machaca con un tenedor y aprovecha para incorporarles la mantequilla, mientras todavía se encuentre caliente. Revuelve hasta que tengas una especie de papilla.

Para los brócolis lo mejor es que los muelas, ya sea en un procesador de alimentos o en la picadora. En caso de que no cuentes con estas herramientas, puedes picarlos mano, siempre y cuando queden muy pequeños.

Cuando tengas ambos ingredientes listos, combínalos. Procura revolver hasta que hayan quedado muy bien integrados, pues esta será la base de tu medallón. Una vez esté listo, procede a adicionar la cebolla caramelizada y los quesos mozarella y parmesano. Te aconsejamos que coloques solo dos cucharadas del queso parmesano y reserves una para el toque final. Prueba la masa y corrige la sal, si lo prefieres puedes adicionar también un toque de pimienta, que le dará un buen sabor. Precalienta tu horno a 200 grados centígrados.

Recubre una bandeja para horno de papel para hornear y, ayudándote con una cuchara, separa porciones de masa más o menos uniformes y ponlas sobre el papel, procura que queden separados los unos de los otros y aplástalos un poco con el fondo de la cuchara para darles la forma del medallón.

Ahora simplemente espolvorea sobre los medallones la cucharada de queso parmesano que habías reservado y deja que se horneen los medallones por lo menos durante media hora, o hasta que notes que el queso de encima ha dorado. Recuerda que todos los hornos funcionan de diferente manera, por lo tanto es difícil calcular un tiempo estándar para cada uno de ellos.

Una vez que tus medallones se han dorado, puedes sacarlos del horno y retirarlos con mucho cuidado del papel, ayúdate con una espátula para que no se desmoronen. Ahora solo te queda servirlos, ya sea que los acompañes con alguna salsa o como aperitivo para un plato más elaborado.

tortitas patata y queso

 

Consejos adicionales

  • Te recomendamos no poner a hervir el brócoli o las patatas, hasta que el agua esté burbujeando, esto reducirá considerablemente el tiempo de cocción de cada uno de los ingredientes.
  • Lo de quitarles la piel a las patatas es opcional, depende enteramente de tu preferencia.
  • La receta original no lleva queso mozzarella, este le cambia un poco la textura al medallón, aunque le añade un poco de sabor, así que lo dejamos a tu elección.
  • La porción ideal sería sacar bolitas con una cuchara para helado, pues te darán una buena cantidad de masa y los medallones serán todos más o menos del mismo tamaño.