Lo que hay que saber sobre las bebidas light, ¿son realmente saludables?

Aunque todos solemos pensar que son más ligeras, las bebidas light generan una mayor necesidad de dulce, lo que se traducirá en una ingesta desmedida de calorías

Tomar bebidas light no es tan “ligero” como parece. Quienes toman con regularidad este tipo de productos pueden engordar tres veces más que una persona que evita toda clase de refrescos azucarados.

Y es que tomar bebidas con edulcorantes artificiales puede generar efectos negativos para nuestra salud.

Cuidado con los dientes

Sea dietética o no, todas las bebidas azucaradas desgastan en alguna medida el esmalte dental. Esto se debe a que la gran mayoría necesita ácido cítrico u ortofosfórico para su elaboración.

El inconveniente con estos componentes químicos es que ambos estimulan la acumulación de las bacterias que producen la caries dental. Los productos “light” pueden tener menos calorías, pero no por eso son saludables.

No obstante, buena parte de los consumidores continúan pasando de los refrescos tradicionales a estas nuevas versiones dietéticas, bajo la falsa creencia de que dejan menos secuelas en el organismo.

Lee también: 5 consejos para eliminar líquidos retenidos en tu organismo

Los huesos también pierden

Mujer con sus huesos sanos y en forma

No obstante, la lista de efectos negativos aumenta.

  • Se cree que los refrescos dietéticos de cola alteran en el largo plazo la absorción del calcio en los huesos. Se entiende que esto es así debido al alto contenido de fosfato en estas bebidas gaseosas.
  • Se trata de un factor que genera baja densidad en el sistema esquelético y que puede traer como consecuencia la temida osteoporosis.
  • Los pacientes diagnosticados con esta enfermedad tienen prohibido el consumo de este tipo de líquidos saborizados.

 Enfermedades para el corazón

Tomar en exceso refrescos light, como es el caso de uno al día, puede incrementar el riesgo de sufrir un infarto u otro tipo de patologías cardiovasculares.

La razón principal es que estas bebidas, las carbonatadas en general, contienen una peligrosa mezcla de fructosa y de sodio. Tomadas juntas y en exceso, estas sustancias elevan el nivel de presión arterial.

Diabetes

Fármacos para la diabetes

También el riesgo de padecer diabetes puede verse incrementado con el consumo de una o dos latas de refresco al día. Sobre todo, la diabetes de tipo B.

El aspartamo es el principal edulcorante que se utiliza en los refrescos light y puede originar una elevación de los niveles de azúcar en la sangre, así como de la insulina.

Estos factores contribuyen, de forma decisiva, a la aparición de la diabetes.

¿Quieres conocer más? Lee: 9 cosas que todo paciente con diabetes debe hacer para cuidar sus pies

Síndromes metabólicos

También se ha asociado un mayor riesgo de desarrollo de síndrome metabólico, con un consumo diario de bebidas light.

Este tipo de síndromes se ocasionan por diferentes situaciones de riesgo:

  • Resistencia a la insulina
  • Colesterol
  • Obesidad
  • Presión arterial alta o hipertensión
  • Alteración de la glucosa

Se trata de un peligro para la salud, por su influencia en la aparición de enfermedades de carácter cardiovascular.

Es curioso que algunas bebidas, que teóricamente sirven para llevar una vida sana, sean asociadas con riesgos de síndromes metabólicos.

Esto es debido, entre otras cosas, a que los refrescos light no nos aportan ningún nutriente beneficioso a nuestro cuerpo.

Un aporte ácido extra

Las bebidas energéticas y sus efectos

Los llamados “refrescos de dieta” tienen un elevado aporte ácido. Dentro de las escalas de pH están en el número 3, por lo que pueden ser muy tóxicos para nuestro organismo.

Incluso se considera que pueden tener mayor acidez que las bebidas normales. En muchos casos es un error dejar las bebidas que no llevan el término “light”, por otras teóricamente más saludables.

¿Por qué pueden aumentar el riesgo de obesidad las bebidas light?

Entre otras cosas, porque su sabor dulce sirve de engaño para el cerebro y genera un mayor deseo de azúcar.

Con este consumo, el estómago tendrá más necesidad de bebidas dulces, con lo que se incrementa el depósito de grasa y los pacientes sentirán debilidad.

Visita este artículo: Descubre la nueva técnica para tratar la obesidad grave sin cirugía

Con las bebidas light pueden originarse dolores de cabeza

mujer-con-pano-en-la-cabeza

Esta relación causa-efecto con los dolores de cabeza es debida a la sucralosa, una molécula modificada de azúcar, que puede pasar al cuero cabelludo sin ser absorbida.

Por ello se utiliza para endulzar los refrescos llamados de dieta.

Una de las consecuencias del consumo de bebidas light son las migrañas.

Una mala opción gastronómica

Como vemos, el consumo habitual de estos refrescos light puede originarnos más daño que si tomásemos nuestro pastel preferido.

Siempre es mejor idea tomar bebidas naturales, que pueden obtenerse de la combinación de frutas frescas con verduras, frutas con leche, etc.