Cómo limpiar y desinfectar la nevera usando 5 soluciones caseras

En lugar de utilizar productos químicos que puedan poner en riesgo nuestra salud al contacto con los alimentos, estas soluciones naturales son mucho más seguras e igual de eficaces para desinfectar

La nevera es uno de los electrodomésticos que debemos limpiar de forma regular, no solo porque adquiere malos olores, sino porque su contacto con diversos alimentos la suele ensuciar y puede crear un ambiente perfecto para la proliferación de algunos microorganismos.

Aunque muchas veces no lo notamos a simple vista, sus paredes y compartimentos van acumulando residuos que, luego, pueden contaminar las comidas o acelerar su descomposición.

Por suerte, hay varios métodos para desinfectarla y dejarla impecable sin necesidad de usar productos químicos agresivos o costosos.

En esta oportunidad queremos compartir 5 interesantes soluciones caseras que, por un precio módico, te facilitarán esta tarea.

¡Apunta!

1. Bicarbonato de sodio

bicarbonato

Por su poder desengrasante y antibacteriano, el bicarbonato de sodio es una de las mejores soluciones para desinfectar la nevera al momento de limpiarla.

Este ingrediente remueve los restos de comida que se adhieren en el interior del electrodoméstico y, de paso, neutraliza los olores desagradables.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de bicarbonato de sodio (30 g)
  • 2 tazas de agua tibia (500 ml)

Utensilios

  • Recipiente hondo
  • Esponja o estropajo
  • Paño absorbente

Preparación

  • Incorpora las cucharadas de bicarbonato de sodio en un recipiente hondo y cúbrelas con las tazas de agua.
  • Remueve para que se diluya en el líquido y procede a utilizarlo.

Modo de aplicación

  • Sumerge una esponja en el líquido con bicarbonato y frótala sobre las paredes y compartimentos de tu nevera.
  • Deja que actúe 5 minutos y retíralo con un paño absorbente limpio.
  • Repite el procedimiento una vez por semana.

¿Quieres conocer más? Lee: Usa el bicarbonato de sodio con tu ropa blanca. ¡Te fascinará!

2. Jugo de limón

Los ácidos naturales que contiene el zumo de limón son poderosos agentes de limpieza que eliminan las bacterias y la suciedad.

Sus activos naturales dejan la superficie de la nevera impecable y libre de malos olores.

Ingredientes

  • El jugo de 3 limones
  • 2 tazas de agua tibia (500 ml)

Utensilios

  • Frasco con atomizador
  • Toalla o paño limpio

Preparación

  • Exprime el zumo de los limones y viértelo en un frasco con atomizador junto con el agua tibia.
  • Agítalo para que se integre bien y aplícalo en el refrigerador.

Modo de aplicación

  • Extrae todos los alimentos y partes desarmables de la nevera, y rocíale el limpiador de limón.
  • Deja que actúe 5 minutos y frótalo con una toalla o paño limpio.
  • Para garantizar su limpieza, repite este método 2 veces a la semana.

3. Vinagre blanco

Vinagre blanco

Este producto ecológico de limpieza es una solución ideal para la limpieza del interior y exterior de los refrigeradores sucios.

Tiene propiedades desengrasantes y desinfectantes que remueven los restos de comida o derrames que se secan en las superficies.

Ingredientes

  • ½ taza de vinagre blanco (125 ml)
  • 1 taza de agua tibia (250 ml)

Utensilios

  • Frasco con atomizador
  • Paño absorbente

Preparación

  • Diluye el vinagre blanco en una taza de agua tibia y viértelo en un frasco con atomizador.

Modo de aplicación

  • Vacía la nevera y rocíale el limpiador de vinagre por todas las paredes y superficies que desees limpiar.
  • Deja que actúe 5 minutos y frótalo con un paño absorbente.
  • Utilízalo, por lo menos, una vez a la semana.

4. Aceite de oliva y limón

El limpiador casero de aceite de oliva y limón es ideal para dejar impecables las superficies de las neveras de acero inoxidable.

Estos componentes retiran los restos de mugre y derrames sin perjudicar el material ni dejar sensación grasosa.

Ingredientes

  • 4 cucharadas de aceite de oliva (64 g)
  • 3 cucharadas de jugo de limón (30 ml)

Utensilios

  • Plato o recipiente
  • Paño suave

Preparación

  • Combina el aceite de oliva con el jugo de limón en un plato o recipiente.

Modo de aplicación

  • Frota el producto sobre la superficie de la nevera con ayuda de un paño suave.
  • Deja que actúe 10 minutos y pásale un paño ligeramente húmedo.
  • Úsalo una vez a la semana.

Visita este artículo: Beneficios de incluir aceite de oliva en la dieta

5. Aceite de árbol de té

Aceite de árbol de té

El aceite de árbol de té es un producto natural con propiedades desinfectantes que nos ayudan a limpiar el refrigerador y lo deja sin olores desagradables.

Aunque no remueve restos de alimentos con la efectividad de las soluciones anteriores, es una buena opción para eliminar bacterias.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de aceite esencial de árbol de té (30 g)
  • 1 taza de agua tibia (250 ml)

Utensilios

  • Frasco con atomizador
  • Paño de microfibra

Preparación

  • Diluye el aceite de árbol de té en agua tibia y envásalo en el frasco con atomizador.

Modo de aplicación

  • Agita el producto y rocíalo sobre las paredes del refrigerador.
  • Luego, retira los excesos con un paño de microfibra.
  • Repite el procedimiento 2 o 3 veces a la semana.

¿Listos para poner en práctica estos trucos de limpieza? Si aún no has desinfectado tu refrigerador, elige cualquiera de estos métodos y asegúrate de dejarlo impecable.