Limpia tu sistema linfático con estos 6 remedios naturales

Además de recurrir a estos remedios para depurar el sistema linfático también deberemos adoptar una serie de hábitos saludables y evitar todo aquello que pueda perjudicarnos, como el alcohol o el tabaco

El sistema linfático es una compleja red de conductos por cuyo interior circula la linfa, un líquido transparente de composición similar al plasma sanguíneo.

Su función principal es limpiar las células y tejidos de nuestro organismo para liberarlo de las toxinas y agentes infecciosos que le pueden provocar enfermedades.

También participa en la producción de glóbulos blancos y, junto al sistema inmunitario, es determinante para mantener óptimos mecanismos de defensa.

No obstante, debido a la acumulación excesiva de materiales de desecho, puede presentar dificultades en su funcionamiento y conducir al desarrollo de enfermedades.

Dado que afecta de forma directa los procesos inflamatorios, sus alteraciones influyen en problemas como la artritis, el sobrepeso y la insuficiencia circulatoria.

Por suerte, hay remedios 100 % naturales que, apoyados de hábitos saludables, ayudan en su proceso de purificación para así evitar estos inconvenientes.

¡Descúbrelos!

1. Té de hojas de nogal

te-de-hojas-de-nogal-1

Las propiedades diuréticas y depurativas de las hojas de nogal son un complemento ideal para apoyar las funciones linfáticas del organismo.

Sus compuestos naturales ayudan a descomponer las toxinas y disminuyen el nivel de inflamación de los tejidos.

Ingredientes

  • 1 cucharada de hojas de nogal secas (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Incorpora las hojas de nogal en una taza de agua y ponlas a hervir a fuego bajo durante 5 minutos.
  • Pasado el tiempo indicado, retira la bebida, déjala reposar unos 15 minutos y cuélala.

Modo de consumo

  • Divide el té para 2 tomas al día, e inicia su ingesta en ayunas.
  • Tómalo durante 20 días seguidos.

Ver también: 8 síntomas que te aquejan cuando tu hígado está sobrecargado de toxinas

2. Infusión de caléndula

Si bien la infusión de caléndula se ha hecho popular por sus propiedades antibióticas y refrescantes, también es una solución efectiva para promover la limpieza de este sistema.

Su ingesta regular estimula la eliminación de toxinas y regula la producción de líquido linfático.

Ingredientes

  • 1 taza de agua
  • 1 cucharada de flores de caléndula

Preparación

  • Pon a hervir una taza de agua y, cuando alcance su punto de ebullición, agrégale las flores de caléndula.
  • Espera que repose a temperatura ambiente y cuélala.

Modo de consumo

  • Ingiere una taza de esta infusión durante 15 días seguidos.

3. Infusión de raíz de bardana

Infusión de bardana

Los antioxidantes de la raíz de bardana son útiles para apoyar el funcionamiento del sistema linfático, ya que ayudan a filtrar y descomponer las toxinas del cuerpo.

Tiene propiedades depurativas y antiinflamatorias que estimulan la desintoxicación para evitar el desarrollo de patologías crónicas.

Ingrediente

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharadita de raíz de bardana rallada (5 g)

Preparación

  • Calienta el agua y, cuando llegue a ebullición y agrégale la raíz de bardana.
  • Deja que repose 15 minutos e ingiérela.

Modo de consumo

  • Toma una taza de infusión durante 10 días seguidos.

4. Té de hinojo

El hinojo es un remedio con propiedades diuréticas y antiinflamatorias que apoyan la expulsión de las toxinas para evitar que interfieran con el funcionamiento linfático.

Cuenta con antioxidantes, vitaminas y minerales que, tras ser asimilados, brindan un efecto protector sobre las células.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • ½ bulbo de hinojo

Preparación

  • Agrega el bulbo de hinojo en una olla con agua y déjalo hervir a fuego bajo durante 5 minutos.
  • Espera que la bebida repose a una temperatura apta para su consumo y cuélala.

Modo de consumo

  • Toma una taza de té de hinojo durante 7 días.

5. Té de equinácea

Equinacea

La equinácea es  una planta con propiedades antiinflamatorias, vasodilatadoras y descongestionantes que reducen las dificultades del sistema linfático.

Su infusión promueve la eliminación de los líquidos retenidos en el cuerpo y, de paso, facilita la expulsión de los metales pesados.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de equinácea seca (10 g)

Preparación

  • Calienta el agua hasta que hierva. Añade la equinácea y deja que infusione a fuego bajo durante 10 minutos.
  • Déjala reposar y pásala a través de un colador para servirla.

Modo de consumo

  • Ingiere una taza de té durante 7 días.

Te recomendamos leer: 8 consejos para mejorar el funcionamiento del sistema linfático

5. Té de cúrcuma, jengibre y limón

El té antiinflamatorio de cúrcuma, jengibre y limón es una bebida natural que promueve la salud del sistema linfático al facilitar la destrucción y eliminación de las toxinas.

Contiene vitaminas, antioxidantes y minerales esenciales que ayudan a fortalecer las defensas.

Ingredientes

  • ½ cucharadita de cúrcuma en polvo (2 g)
  • 1 cucharadita de jengibre rallado (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • El jugo de ½ limón

Preparación

  • Agrega la cúrcuma y el jengibre en una olla con agua y deja que hierva 5 minutos.
  • Retíralo del fuego, pásalo a través de un colador y añádele el zumo de medio limón.

Modo de consumo

  • Ingiere una taza de bebida en ayunas, durante 7 días.

¿Sientes tu cuerpo pesado y cargado de toxinas? ¡Es momento de depurar tu sistema linfático!

Elige cualquiera de los remedios mencionados y bríndale apoyo a este sistema para evitar problemas de salud crónicos.