Las mil y una aplicaciones de la malva en la salud y belleza

La malva nos ayuda a regular las funciones intestinales. También facilita la cicatrización de heridas internas, así como la curación de lesiones en mucosas y las úlceras de estómago

Seguro que has oído hablar de la malva, una planta nativa de Europa, sobre todo en las zonas de clima más tropical. ¿Sabías que tiene múltiples aplicaciones para tu salud y belleza? Entérate de muchas de ellas en el siguiente artículo.

Características de la malva

Crece cerca del mar, en terrenos húmedos y se cultiva en muchos jardines, no solo porque es muy bonita, sino también por sus increíbles ventajas medicinales. Las partes usadas de la malva son:

  • Raíz
  • Hojas
  • Flores

Periódicamente se van descubriendo nuevas formas de utilizar la malva para diversos tipos de problemas. Es una planta rica en almidón, fibras solubles (como la pectina) e insolubles (como la asparagina). Además, nos ofrece una buena cantidad de antioxidantes, flavonoides y taninos.

Mil usos para una sola planta

En la época de los romanos esta planta formaba parte de la dieta habitual. En Egipto y en áreas más alejadas, como China, también era bien aprovechada para la alimentación, sobre todo sus hojas, que se consumían crudas en ensalada.

Mil-usos-para-una-sola-planta

Como ya hemos dicho antes, la malva tiene una gran cantidad de propiedades, siendo las más importantes:

  • Evitar el estreñimiento
  • Tonificar los órganos urinarios
  • Desinflamar la piel
  • Tratamiento para la gingivitis
  • Alivio para el dolor de garganta
  • Remedio para la tos seca y la ronquera
  • Calmante para la irritación del aparato digestivo

La malva en la salud y la belleza

La versatilidad de esta planta es realmente asombrosa. Sirve para casi todo, así que no debe faltar nunca en tu casa. Algunos de los usos más destacados de la malva son:

Mejora la salud de la piel

poros de la piel

Ya que tiene propiedades emolientes, la malva tiene la capacidad para calmar y suavizar la piel, perfecta para tratar abscesos y forúnculos. Se aplica como un cataplasma que se realiza de la siguiente manera:

Ingredientes

  • 1 puñado de hojas y raíz seca de malva
  • 1 taza de agua

Preparación

Realiza una infusión y deja enfriar. Cuela el agua y usa las hojas mojadas para colocar sobre el área afectada, hasta que se sequen. Repite 2 veces al día.

Fortalece los órganos urinarios

La infección en la vejiga o en la uretra pueden ser tratadas con malva. Solo tienes que preparar un té para aprovechar sus beneficios.

Ingredientes

  • 1 cucharada de hojas de malva (15 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

Realiza el té hirviendo el agua con la malva. Retira del fuego y deja infusionar unos 5 minutos. Cuela, endulza con miel (muy buen antiséptico) y bebe. Es ideal para relajar los órganos urinarios y favorecer la curación de las infecciones.

Reduce los síntomas del resfriado

evitar resfriarse

La malva se utiliza desde hace mucho tiempo para curar la gripe y resfríos. También sirve para la tos seca y la ronquera. Para aprovechar las bondades de la planta puedes preparar una infusión.

Ingredientes

  • 1 puñado de flores de malva secas
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de miel (25 g)
  • unas gotas de zumo de limón

Preparación

Pon el agua con las flores en un cazo y calienta hasta que rompa el hervor. Deja 3 minutos y retira del fuego. Tapa y, tras 5 minutos de reposo, cuela, endulza con la miel y echa el limón. Beber después de las comidas principales cuando empiezan los síntomas de la gripe.

Otra alternativa:

  • 1 puñado de flores de malva
  • 1 cucharada de semillas de hinojo
  • 1 cucharada de tomillo
  • 1 litro de agua

Preparación

Pon todo en un cazo y hierve. Deja infusionar 5 minutos, filtra y guarda el té resultante en un frasco de vidrio. Bebe a lo largo del día.

Alivia los problemas de encías

Si tienes gingivitis (encías sangrantes) o inflamación en la boca, puedes aprovechar las bondades de la malva. Este remedio también sirve para la irritación o el dolor de garganta. Se recomienda hacer gárgaras.

Ingredientes

  • 1 cucharada de flores de malva
  • 1 taza de agua

Preparación

Pon a hervir el agua con la malva. Cuando entre en ebullición deja 3 minutos, retira del fuego y tapa otros 5 minutos. Cuela y usa el líquido resultante para hacer gárgaras varias veces al día. Si te sobró, deséchalo y haz de nuevo al siguiente día.

Calma la tos

Si se tiene dolor en el pecho por la tos seca, la malva puede ayudar a que los efectos de los jarabes o remedios tradicionales sean más rápidos.

Ingredientes

  • 1 puñado de hojas de malva
  • 1 taza de leche

Preparación

Calienta la leche hasta que hierva. Añade la malva y deja que infusione durante 5 minutos. Deja refrescar otros 5 minutos, cuela y, cuando esté tibio o a temperatura soportable, bebe. Puedes endulzar con miel.

Calma-la-tos

Reduce la indigestión

Entre otras propiedades, la malva es muy buena para la salud digestiva. Esto se debe a que es laxante pero al mismo tiempo calmante y con un alto contenido en fibras. Se usa para:

  • La irritación estomacal
  • La inflamación intestinal
  • El estreñimiento

Ingredientes

  • 1 cucharadas de raíz seca de malva
  • 1 taza de agua hirviendo

Preparación

Vierte la raíz en el agua y deja infusionar unos minutos. Filtra y bebe. Se pueden tomar hasta 3 tazas al día.

Trata hemorroides

Son muy conocidos los baños de asiento hechos con malva, que sirven también para los dolores abdominales inferiores y algunas infecciones genitales.

Ingredientes

  • 1 cucharada de flores de malva
  • 1 litro de agua hirviendo

Preparación

Prepara un decocción con ambos ingredientes, deja que se enfríe y coloca en un recipiente, bidet o bañera. Sumerge la zona afectada durante unos minutos.

Trata picaduras de insectos y contusiones

Desde la antigüedad se usan los cataplasmas para tratar afecciones de este tipo. Simplemente tienes que sumergir un puñado de hojas de malva en un recipiente con agua caliente y aplicar en el área afectada. Reducirá el dolor y la inflamación.

Trata-picaduras-de-insectos-y-contusiones