Descubre las mejores infusiones reductoras para tu abdomen

La cuestión genética puede ser determinante para la acumulación de grasa en la parte abdominal. Si tenemos antecedentes familiares, debemos cuidar nuestros hábitos alimenticios y hacer ejercicio

A pesar de que todas odiemos ver como la grasa se acumula en ciertas partes de nuestro cuerpo, no podemos olvidar que también tiene dos finalidades importantes en nuestro organismo: actuar como aislante térmico y como reserva de energía. Ahora bien, la grasa debe repartirse de un modo justo y equilibrado en nuestro cuerpo.

La cantidad y el lugar que ocupa la grasa en nuestra figura es muy importante, de ahí que sea fundamental tener en cuenta que toda aquella que se almacena en el abdomen, además de ser poco estética, también es peligrosa. Debemos controlarla, porque puede alcanzar un nivel peligroso, en el cual aparezcan ya problemas cardíacos y otras enfermedades asociadas.

La grasa localizada en tu abdomen puede reducirse mediante una dieta adecuada, ejercicio aeróbico y unos complementos que podemos adaptar a nuestro día a día como pueden ser las infusiones reductoras.

Te hablamos de ellas en el siguiente artículo.

¿Por qué acumulo grasa en el abdomen y cómo pueden ayudarme las infusiones reductoras?

Grasa-abdominal

Según el Hospital General de Massachusetts, en Estados Unidos, la grasa abdominal provoca que perdamos densidad mineral ósea, lo cual aumenta el riesgo de padecer osteoporosis. Es decir, en el momento en que empezamos a notar que nuestra barriga abulta un poco más de la cuenta, pensamos de inmediato en el problema estético, en esos pantalones que ya no nos sientan bien, cuando existen problemas mucho más serios de los que preocuparnos.

La grasa en la región abdominal puede ocasionarnos incluso que suframos migrañas y más dolores de cabeza, así que ten en cuenta las razones por las que almacenamos grasa en el abdomen:

  • Falta de ejercicio: El sedentarismo es el peor enemigo para nuestra salud y el principal favorecedor de la acumulación de grasas y toxinas en nuestro cuerpo.
  • Una mala alimentación: La ingesta de la llamada “comida basura”, de los dulces, de los refrescos con gas y un consumo elevado de hidratos de carbono ocasiona siempre que suframos la molesta acumulación de grasa en el abdomen.
  • Las hormonas: Hay personas que sufren pequeñas alteraciones en sus hormonas, las cuales derivan en problemas metabólicos, ahí donde no se procesan adecuadamente los ácidos grasos y, en consecuencia, se aumenta de peso.
  • La genética: Un aspecto que determina casi en un 50% el que almacenemos grasa en el abdomen. Según los investigadores del Instituto Sanford Burnham, en Estados Unidos, nuestra familia y sus características físicas suelen ser determinantes para que acumulemos grasa en la región abdominal. Si ves que tu madre o tus tías tienen este problema, toma conciencia lo antes posible y cuida tus hábitos alimenticios, evitando además el sedentarismo.
  • El estrés: Cuando padecemos estrés, las glándulas adrenales empiezan a liberar distintas hormonas como la adrenalina y el cortisol. Es habitual que el cortisol en sangre favorezca la formación de grasa en el organismo, se trata de un proceso llamado “lipogénesis”.

Beneficios de las plantas medicinales para reducir nuestro abdomen

  • Depuran el organismo.
  • Aceleran nuestro metabolismo.
  • Son diuréticas.
  • Son digestivas.
  • Son ricas en ácido ascórbico, un poderoso antioxidante que remueve lípidos, grasas, células y tejidos muertos o dañados y los sustituye por nuevos, ofreciendo así más firmeza muscular.
  • Reducen los niveles de azúcar en sangre y disminuyen la resistencia del organismo a la insulina.
  • Reducen el apetito.
  • Reducen la acumulación de líquidos y la inflamación de los tejidos.
  • Calman la ansiedad.

Las mejores infusiones reductoras para obtener un vientre plano

Ten en cuenta siempre que estas infusiones por sí solas no nos van a ayudar a perder grasa. Son un complemento diario en una dieta variada y equilibrada, ahí donde incluyas también “grasas saludables” como la procedente del pescado azul. Tampoco debe faltar el ejercicio diario y una clara conciencia de que, para reducir el abdomen, se necesita de un esfuerzo constante.

¡El resultado vale la pena y estarás cuidando de tu salud!

1. Infusión de flor de Jamaica

flor_de_jamaica.jpg

La flor de Jamaica es una de las mejores plantas naturales para adelgazar y obtener un vientre plano. Es rica en antioxidantes, elimina la grasa, renueva los tejidos y fortalece los músculos. Puedes encontrarla en tiendas naturales o en herboristerías.

Ingredientes

  • 10 gramos de la flor de jamaica (en las herboristerías está lista en bolsitas para infusión)
  • 1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

  • Pon a hervir ese vaso de agua. Cuando llegue a ebullición, añade la flor de Jamaica y permite que se cueza a lo largo de 15 minutos. Pasado este tiempo, apaga el fuego y deja que respose 10 minutos. Cuela el contenido y bebe dos veces al día, durante 10 días y descansa otros 5. Señalarte también que la infusión de Jamaica puede tomarse fría y acompañada por cubitos de hielo. Es deliciosa y tiene un color rojo muy atractivo.  ¡Pruébala!

2. Infusión de canela y laurel

canela y laurel

Ingredientes

  • Una ramita de canela (3 g)
  • 2 hojas de laurel
  • 1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

Empieza como siempre poniendo a hervir el agua, para después dejar caer la canela en rama y las hojitas de laurel. Permite que se haga una infusión a lo largo de 20 minutos,  después deja que repose otros 10, y cuela todo el contenido para quedarte solo con la infusión. Bebe cada mañana en ayunas durante 10 días. Descansa una semana y vuelve a empezar.

3. Infusión de salvia, miel y limón

Miel nervios

Ingredientes

  • 15 g de salvia fresca o seca
  • 1 litro de agua
  • El jugo de un limón
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

Realiza una cocción con el agua, la salvia y la miel a lo largo de 20 minutos. Pasado este tiempo, deja que repose unos 15 minutos y después cuela todo el contenido. A continuación puedes añadir el jugo del limón. Beberemos esta agua medicinal a lo largo de todo el día, puesto que se trata de una de las mejores infusiones reductoras. Puedes seguir este tratamiento a lo largo de 5 días y descansar otros 5. ¡Verás qué buen resultado te ofrece!