La grasa y la relación con el riesgo de cáncer

La acumulación de grasa en la zona de las caderas y la cintura podría estar relacionada con una mayor probabilidad de desarrollar diferentes tipos de cáncer

Los hábitos y estilos de vida saludables son primordiales, tanto para gozar de un mejor estado de ánimo, como en lo que respecto a condiciones médicas.

De hecho, puede incluso evitar la aglomeración de células malignas y disminuir el riesgo de cáncer.

Bastante se ha hablado ya en otras ocasiones de los parámetros que debemos incluir en nuestra vida para obtener beneficios (realizar ejercicio, alimentarse sanamente y dormir un mínimo de 8 horas).

No obstante, hoy en nuestro espacio vamos a hacer referencia al cáncer, la grasa y un estudio encargado de relacionar ambos factores.

¿Qué es el cáncer?

Qué es el cáncer

A pesar de ser considerado como un padecimiento, el cáncer no es una única enfermedad. Este se divide en diferentes tipos. No obstante, antes de mencionar los más relevantes, hablaremos un poco de qué es.

Se trata de la acumulación y crecimiento desmedido y anormal de las células, en comparación con el resto. Este proceso puede llevarse a cabo en cualquier región del organismo.

También recibe el nombre de tumor y su función principal se centra en invadir los tejidos circundantes.

Tipos de cáncer

Aunque forman parte de un mismo padecimiento, el cáncer se divide en diversos tipos en función de la zona en la que aparecen.

Los más reconocidos son el de colon, próstata, pulmón o mama, entre otros.

Asimismo, el cáncer de un órgano se puede extender a otros y formar metástasis.

Lee también: Cómo hacer salmorejo para evitar el cáncer de colon

Grasa corporal

Qué sobre la grasa corporal

El organismo se compone por diferentes tipos de grasas. Estas se acumulan en el cuerpo como reservas de tejidos adiposos. No obstante, ¿a qué llamamos grasa?

Se trata de un concepto global para encerrar diferentes clases de lípidos.

Se puede llegar a considerar algo negativo en función de la cantidad albergada en el cuerpo.

En cuanto a las funciones principales de la grasa destacan:

  • Aportar calor a todo el organismo (se considera como la tarea más relevante de la grasa acumulada en el mismo).
  • Participar en el metabolismo y sostener diversos órganos internos.

Relación entre la grasa y el cáncer

La grasa en el cuerpo representa gran importancia para la subsistencia, no solo de la mayoría de animales, sino también del ser humano. No obstante, como suele ocurrir con todo, en exceso puede perjudicar al organismo.

Así pues, la cantidad de esta, así como su ubicación en el organismo, determinará si su función es o no positiva.

Cuando se alberga en los alrededores de la cintura, las probabilidades de aportar negativamente se incrementan de manera considerable.

Es entonces cuando se relaciona con el cáncer.

Visita este artículo: Cómo calcular la grasa corporal

Estudio sobre el cáncer

Estudio sobre el cáncer

Según un estudio publicado el 23 de mayo en la revista British Journal of Cancer, la relación entre la grasa y el cáncer es muy amplia, sobre todo si tenemos en cuenta la cintura como su principal albergue.

“Nuestros hallazgos muestran que tanto el IMC (Índice de Masa Corporal) como el lugar en que se tiene la grasa en el cuerpo pueden ser buenos indicadores del riesgo de cáncer relacionado con la obesidad”, expresó Heinz Freisling, científico perteneciente a la Agencia Internacional de Investigación sobre el  Cáncer.

  • A grandes rasgos, este estudio afirmó que, 11 centímetros más de cintura aumentan el riesgo con respecto al cáncer asociado a la obesidad en un 13 por ciento.

No obstante, esta zona del cuerpo no es la única asociada al problema, sino que las caderas también son una parte determinante.

  • Una acumulación de grasa de 7,8 centímetros en dicha parte del organismo aumenta las probabilidades de cáncer en un 15 por ciento.

En primer lugar, esta investigación cumple con el objetivo de conocer más a fondo los riesgos frente a este padecimiento.

Lo ideal es brindarle información a la comunidad en general para poder tomar las medidas necesarias al respecto.

La doctora Julie Sharp, jefa de información sanitaria de la misma agencia de investigación, indicó que “es importante que las personas estén informadas sobre los modos de reducir el riesgo de cáncer”.

“(…) aunque no hay garantías con la enfermedad, mantener un peso saludable puede ayudarle a que las probabilidades estén a su favor, y también tiene muchos beneficios más”.