Cómo engrosar el cabello con 6 ingredientes naturales

Debemos ser pacientes a la hora de tratar nuestro cabello con ingredientes naturales, ya que pueden tardar un poco más de tiempo en surtir efecto, pero son mucho más seguros

La mayoría de las mujeres se preocupan por mantener su pelo fuerte y abundante, dado que consideran que es una parte importante de su atractivo físico.

Independientemente del estilo que lleven, todas buscan tratamientos y productos cosméticos con los que puedan conservarlo grueso y saludable.

Esto debido al debilitamiento y las agresiones que tiende a sufrir en el ambiente, las cuales pueden conducir al quiebre y la caída excesiva.

Por suerte, además de las opciones comerciales, hay ingredientes 100% naturales cuya aplicación regular ayuda a mantenerlo en perfectas condiciones sin gastar de más.

En el siguiente espacio queremos compartir 6 buenas alternativas para que no dudes en emplearlas cuando notes tu cabello fino y sin vida.

¡Te encantarán!

1. Huevo

mascarilla de huevo

Las proteínas que contiene el huevo lo convierten en uno de los mejores tratamientos naturales para revitalizar el cabello fino y quebradizo.

Estos nutrientes, además de sus vitaminas y minerales, fortalecen las hebras de pelo desde las raíces y disminuyen la caída excesiva.

¿Cómo utilizarlo?

  • Bate dos huevos, dependiendo de la cantidad de cabello, y aplícalos por todo el pelo y cuero cabelludo.
  • Cubre la melena con un gorro de ducha y déjalo actuar 30 minutos.
  • Enjuaga con agua tibia y repite la aplicación 2 o 3 veces a la semana.

Ver también: 5 usos cosméticos del huevo para la piel y el cabello

2. Aguacate

La vitamina E y los ácidos grasos contenidos en el aguacate o palta son nutrientes que mejoran el aspecto del pelo, sobre todo ante casos de caída excesiva y sequedad.

Estos nutrientes, unidos a sus proteínas, fortalecen las raíces del pelo y ayudan a engrosarlo cuando es demasiado fino.

¿Cómo utilizarlo?

  • Extrae la pulpa de un aguacate maduro y, tras obtener un puré espeso, frótalo sobre el cabello.
  • Separa el pelo en varios mechones y asegúrate de cubrir las raíces y todas las hebras.
  • Déjalo actuar 40 minutos y enjuaga con tu champú habitual.
  • Repite su aplicación, por lo menos, 2 veces a la semana.

3. Semillas de fenogreco

Semillas de fenogreco

Las semillas de fenogreco contienen antioxidantes y aminoácidos esenciales que reducen la caída del pelo mientras promueven su crecimiento y grosor.

¿Cómo utilizarlas?

  • Sumerge un par de cucharadas de semillas de fenogreco (20 g) en agua tibia y déjalas reposar toda la noche.
  • Al día siguiente, filtra el agua y usa el líquido como enjuague para el pelo.
  • Repite el tratamiento 3 veces a la semana.

4. Aceite de ricino

Los masajes con aceite de ricino son excelentes tratamientos para lograr un cabello más abundante, grueso y libre de problemas de caída y sequedad.

Sus ácidos grasos esenciales y aminoácidos nutren los folículos y aumentan el crecimiento sin causar reacciones indeseadas.

¿Cómo utilizarlo?

  • Calienta una pequeña cantidad de aceite de ricino y frótalo por todo el cuero cabelludo.
  • En caso de tener las puntas abiertas, aplícalo también sobre estas.
  • Déjalo actuar 40 minutos y enjuaga con tu champú de uso habitual.
  • Si se te dificulta su aplicación, combínalo en partes iguales con aceite de oliva o coco.
  • Úsalo 2 o 3 veces a la semana.

5. Linaza

agua-de-linaza

Las semillas de linaza contienen ácidos grasos omega 3 y proteínas que promueven el crecimiento saludable del pelo.

Estos nutrientes fortalecen las hebras y ayudan a reducir el debilitamiento y la caída.

¿Cómo utilizarla?

  • Remoja un par de cucharadas de semillas de lino (20 g) en agua caliente y déjalas reposar toda la noche.
  • Al día siguiente, agrega más agua a las semillas y déjalas hervir a fuego bajo.
  • Tras obtener una bebida espesa o gelatinosa, retírala y déjala reposar.
  • Pásala por un colador y aplícala por todo el pelo.
  • Déjalo actuar 2 horas y enjuaga.
  • Repite el tratamiento 2 veces a la semana.

Te recomendamos leer: Alivia la piel sensible con una mascarilla casera de aguacate y linaza

6. Aloe vera

Los cristales que contiene la planta de aloe vera son hidratantes y revitalizadores que pueden mejorar el aspecto de la melena en poco tiempo.

Dado que no afectan el pH del cuero cabelludo ni la producción de grasa, es una de las mejores opciones para todos los tipos de pelo.

Su aplicación engrosa el pelo fino y ayuda a detener problemas como la caída y la caspa.

¿Cómo utilizarlo?

  • Extrae el gel de una hoja de aloe vera y frótalo por todo el cuero cabelludo.
  • Déjalo actuar 30 minutos y enjuaga.
  • Úsalo por lo menos 3 veces a la semana.

¿Notas tu cabello débil y seco? Prueba cualquiera de los ingredientes mencionados y descubre que no tienes que gastar en costosos tratamientos para devolverle su volumen y fuerza.

Categorías: Belleza Etiquetas: