¿Qué es la enfermedad de Crohn?

Si dijéramos ahora que la enfermedad inflamatoria intestinal (EII) es una de las condiciones menos conocidas y comprendidas de nuestra sociedad no estaríamos cayendo en ningún error.

Se estima que a nivel mundial son cerca de 5 millones las personas afectadas por estas enfermedades tan debilitantes y que tanto afectan a su estilo de vida.

Esta enfermedad se caracteriza sobre todo por dos trastornos de etiología desconocida: la colitis ulcerosa (CU) por una parte y la enfermedad de Crohn (EC) por otra.

Estas dos afecciones son las que mayor incidencia presentan. A su vez, es importante saber también que pueden aparecer a cualquier edad, aunque en un tercio de los casos se diagnostique antes de los 20 años.

Vivir con una enfermedad inflamatoria intestinal (EII) no es fácil. No lo es porque no se ve, porque los medios no hablan de ella y la mayoría de nosotros desconocemos de qué se trata, qué supone y cómo afecta a todos estos pacientes que ven su calidad de vida seriamente afectada.

¿Qué es la enfermedad inflamatoria intestinal (EII)?

enfermedad inflamatoria intestinal (EII)

Imagina por un momento, que tu sistema inmunitario decide un día que las células y tejidos que conforman tu sistema digestivo son sus enemigos.

Imagina ahora que cada cierto tiempo decide atacarlo, destruir las paredes del intestino y reaccionar contra él inflamándolo, provocándonos fiebre, diarreas…

Nosotros podemos visualizarlo pero quienes lo padecen, quienes lo sufren en piel propia saben que es una de las enfermedades más dolorosas que existen y a su vez, de las más desconocidas para la sociedad.

A su vez, se le añade otra dimensión igual de impactante: estamos ante una enfermedad crónica.

¿En qué consiste la enfermedad de Crohn?

Para quienes no hayan oído hablar nunca de la enfermedad de Crohn, cabe decir que estamos sin duda ante una de las dolencias más complejas y también más desconocidas.

  • Es una enfermedad inflamatoria crónica que puede afectar cualquier parte del tracto gastrointestinal, es decir, desde la boca hasta el ano.
  • Afecta con frecuencia el extremo inferior del intestino delgado y el comienzo del intestino grueso.
  • No se conocen sus orígenes ni sus desencadenantes, pero está relacionado con alteraciones genéticas que afectan las funciones inmunitarias, provocando una reacción inflamatoria como respuesta ante la presencia de algunos agentes nocivos.

Factores relacionados con la enfermedad

Esta patología hace parte de los llamados trastornos autoinmunitarios, dado que el sistema inmunitario ataca por error el organismo, inflamando y generando daños en el tejido sano del sistema digestivo.

Esta hinchazón, que se da de forma permanente cuando no se le brinda tratamiento, engrosa las paredes intestinales y afecta las funciones gastrointestinales.

Entre los factores que influyen en su aparición se destaca:

  • Los genes y antecedentes familiares: existen hasta 10 veces más probabilidades de padecerla si un familiar en primer grado también lo padece.
  • Factores ambientales: el consumo de tabaco y las toxinas derivadas de la contaminación están vinculados con la tendencia a padecerlo.
  • Virus y bacterias: el crecimiento excesivo de virus y bacterias en el sistema digestivo activa los mecanismos del sistema inmunitario.
  • Alimentación: el organismo no es capaz,  o tiene dificultades para digerir, algunos tipos de proteínas provenientes de los alimentos.
  • Edad: aunque puede ocurrir a cualquier edad, los diagnósticos suelen darse en personas entre los 15 y 35 años.

Síntomas de la enfermedad

Los síntomas de esta enfermedad pueden variar en cada paciente, en función de la parte del tubo digestivo que se encuentra afectada.

Estos fluctúan de leves a graves y, aunque algunas veces son permanentes, en muchos casos aparecen y desaparecen con períodos de reagudizaciones.

Una persona puede estar padeciendo enfermedad de Crohn si percibe:

  • Dolores abdominales fuertes.
  • Sensación de fatiga.
  • Pérdida del apetito.
  • Sensación de defecar, incluso cuando los intestinos ya están vacíos.
  • Diarrea acuosa, algunas veces con sangrados.
  • Pérdida de peso.
  • Fiebre.

Por supuesto, estos deben ser analizados por el especialista, ya que también están relacionados con otros problemas digestivos.

Además, en algunos casos los síntomas también pueden incluir:

  • Periodos de estreñimiento.
  • Inflamación y dolores articulares.
  • Úlceras bucales.
  • Sangrado rectal.
  • Protuberancias rojas y sensibles bajo la piel.
  • Úlceras cutáneas.

Pruebas y diagnóstico

Además de la evaluación de los síntomas por parte del médico, el diagnóstico de la enfermedad de Crohn se consigue con pruebas y exámenes como:

  • Enema opaco o tránsito esofagogastroduodenal.
  • Colonoscopia o sigmoidoscopia.
  • Tomografía computarizada (TC) del abdomen.
  • Endoscopia por cápsula.
  • Resonancia magnética (RM) del abdomen.
  • Enteroscopia.

Tratamiento de la enfermedad

Aunque en muchos casos la enfermedad de Crohn lleva a los pacientes a una cirugía en la que, por lo general se extirpa la parte enferma del intestino, la mayoría de los pacientes consiguen sobrellevarlo con el consumo de algunos medicamentos y cambios en su estilo de vida.

Medicamentos

  • Los tratamientos farmacológicos incluyen antidiarreicos y antiinflamatorios.
  • Los suplementos de fibra ayudan a reducir la severidad de los síntomas.
  • El paracetamol puede reducir el dolor leve. No se debe consumir aspirina, ibuprofeno o naproxeno, dado que estos empeoran los síntomas.

Alimentación

Una dieta balanceada, controlada en calorías y que incluya todos los grupos de nutrientes puede mejorar la calidad de vida de los pacientes con esta condición.

En general, se recomienda:

  • Evitar el consumo de alimentos procesados, frituras y refinados.
  • Aumentar el consumo de agua.
  • Evitar la ingesta excesiva de alimentos ricos en fibra.
  • Limitar el consumo de lácteos en caso de sufrir de intolerancias.
  • Reducir la ingesta de alimentos que causan gases como los condimentos y las legumbres.

El impacto de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal EII en la vida de los pacientes

Algo que ya hemos señalado al inicio es que la enfermedad inflamatoria intestinal EII es una patología desconocida por gran parte de la sociedad.

  • Ello hace que muchas veces la persona se siente incomprendida en su trabajo, en su colegio y en gran parte de sus contextos cotidianos.
  • Así, gran parte de las actividades que para nosotros son normales, como poder viajar, relacionarnos o desenvolvernos el día a día con autonomía y libertad, es algo más complejo para las personas con colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn.

Estamos ante una enfermedad invisible con altos costes para los pacientes

A los problemas estrictamente clínicos, se le añaden también los problemas emocionales.

  • La incomprensión del entorno genera ansiedad y estrés.
  • El hecho por ejemplo de ir numerosas veces al baño ocasiona burlas y desconcierto en los contextos laborales y escolares. Algo muy desgastante para la persona o el niño.
  • Además, la sensación de incertidumbre sobre en qué momento aparecerán de nuevo los brotes, el dolor, la diarrea o las complicaciones, hace que los pacientes desarrollen una alta indefensión que desemboca a menudo en una depresión.

¿Cómo puedo colaborar con la iniciativa de Janssen en apoyo a la enfermedad de Crohn?

Janssen es la compañía farmacéutica líder en innovación en Inmunología que más se ha comprometido con las personas que sufren la enfermedad inflamatoria intestinal.

La campaña de Janssen tiene como finalidad concienciarnos sobre estas realidades tan íntimas y tan duras que podemos ver a través de los videos testimoniales realizados con pacientes reales, asociados de ACCU España, la Confederación de Asociaciones de Enfermos de Crohn y Colitis Ulcerosa de nuestro país.

La compañía farmacéutica, líder en innovación en Inmunología, busca también reforzar su compromiso en iniciativas que mejoren la calidad de vida de los pacientes afectados por Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII).

Todos podemos hacerlo, todos podemos visibilizar mucho más la “Enfermedad Inflamatoria Intestinal” (EII) a través del hashtag #1minutoparaEII. Dedicarles un minuto de nuestro tiempo es mucho para ellos.

Si promovemos un poco más este tipo de iniciativas, ayudaremos también a que las instituciones inviertan más fondos, a que se facilite el diagnóstico temprano, a que estas personas puedan hacer frente un poco mejor a sus cargas sociales y psicológicas…

Pongamos nuestro grano de arena, compartamos esta información y ofrezcamos un hálito de esperanza a las miles de personas que sufren en silencio esta enfermedad crónica, dolorosa y que tanto necesita de la ciencia para obtener una mejor calidad de vida.

A veces, los mejores actos no cuestan nada y con ellos se consigue mucho. Concienciémonos de excelente campaña creada por Janssen y pongamos nuestro granito de arena.

Te aseguramos que con dedicarles a estos pacientes solo un minuto de nuestras vidas, ya les estaremos ayudando, ya estaremos sacando a la luz una enfermedad que no merece estar en silencio.

Categorías: Curiosidades Etiquetas: