8 superalimentos que te pueden ayudar a combatir la fatiga

Para prevenir y combatir la fatiga es fundamental incluir en nuestra dieta alimentos como los plátanos, que nos aportan potasio, o las nueces, fuente de ácidos grasos omega3

La fatiga es un trastorno neurológico cuyo síntoma principal es una fuerte sensación de agotamiento, en especial después de realizar una actividad de alta exigencia física o mental.

La mayoría de los casos se producen de forma leve y esporádica, pero algunas veces se convierte en un problema crónico debido a la severidad y recurrencia de sus síntomas.

Aunque suele identificarse por el cansancio y la debilidad del cuerpo, también puede venir acompañada con dolores de cabeza, tensión muscular y otras molestias que impiden cumplir con las tareas cotidianas.

Debido a esto es primordial prestarle atención, mejorar los hábitos de vida y aumentar el consumo de algunos alimentos que, por sus propiedades, incrementan el nivel de energía.

En el siguiente espacio queremos compartir los 8 mejores para que no dudes en incorporarlos en tu dieta cuando te aqueje este problema.

¡Descúbrelos!

1. Plátanos

Plátano cortado en una mesa

Los plátanos son alimentos energéticos que les pueden brindar muchos beneficios a las personas que están atravesando por episodios de fatiga.

Su contenido de potasio contribuye a regular la presión arterial y, a su vez, apoya los procesos que transforman los azúcares en combustible para el cuerpo.

También aportan cantidades significativas de:

  • Vitaminas (A, del complejo B, C)
  • Fibra dietética
  • Hidratos de carbono
  • Fructosa y glucosa

Todos estos nutrientes son claves para superar la sensación de cansancio y mejorar el rendimiento físico y mental.

¿Quieres conocer más? Lee: 9 síntomas de la fatiga crónica

2. Semillas de calabaza

Las semillas de calabaza son un remedio natural para aliviar los síntomas de la fatiga y el debilitamiento del sistema inmunitario.

Contienen grandes cantidades de ácidos grasos omega 3, conocidos por su valor energético y su capacidad para controlar el colesterol y la inflamación.

Aportan vitaminas del complejo B y minerales como el magnesio y el cobre, todos necesarios para promover el descanso muscular y mental.

Cabe destacar que también son una fuente de triptófano, un aminoácido esencial para mejorar la calidad de sueño y reducir la fatiga emocional.

3. Yogur natural

Yogur natural

Los aminoácidos esenciales y carbohidratos del yogur son una gran ayuda para hacerle frente a las dolencias ocasionadas por la fatiga.

Estos nutrientes mejoran el nivel de energía física y mental, por lo que evitan la sensación de cansancio y los problemas de concentración.

Cuenta con una cantidad importante de probióticos, un grupo de bacterias saludables que mejora la salud digestiva y del sistema inmunitario.

4. Nueces

Otro popular alimento que puede hacerle frente a los síntomas de la fatiga son las deliciosas nueces.

Estas contienen ácidos grasos omega 3 y fibras naturales que, tras ser asimiladas, contrarrestan el debilitamiento ocasionado por este trastorno.

Su ingesta moderada aumenta el nivel de energía, en especial cuando se realizan actividades de alto impacto físico.

5. Frijoles

Frijoles

Los frijoles son legumbres que todos deberían consumir de forma regular, no solo porque reducen los episodios de fatiga, sino porque promueven la salud cardíaca e inmunitaria.

Son una fuente significativa de fibra dietética, hidratos de carbono y proteínas, todos necesarios para evitar el cansancio y los problemas de concentración.

También aportan minerales como el potasio y el magnesio, que nos ayudan a mantener un óptimo nivel de energía física y mental.

6. Espinacas

Las espinacas son vegetales verdes muy beneficiosos y adecuados la salud. Su alto contenido de minerales esenciales y fibra resultan claves para combatir los síntomas causados por la fatiga.

Cuenta con cantidades interesantes de hierro, potasio y magnesio, minerales esenciales que mejoran la circulación y controlan los procesos inflamatorios del cuerpo.

Aporta vitaminas C y B, cuya deficiencia está relacionada con la tendencia a padecer debilitamiento y fatiga crónica.

7. Avena

avena

La avena es uno de los alimentos energéticos que toda persona debería consumir, por lo menos, 3 veces a la semana.

Conocida como “la reina de los cereales”, es una fuente de vitaminas, ácidos grasos esenciales y fibras naturales que mejoran la digestión y las funciones inmunitarias.

Sus hidratos de carbono de alta calidad se almacenan en el organismo en forma de glucógeno y se convierte en un combustible para los músculos y el cerebro.

Visita este artículo: ¿Qué tan efectiva en la avena para controlar el colesterol?

8. Sandía

La sandía es uno de los alimentos que más se recomiendan para combatir los síntomas de la fatiga asociadas a la deshidratación.

Su consumo después de realizar ejercicio o actividades de alta exigencia física ayuda a sobreponer los líquidos y sales minerales, a la vez que previene problemas a nivel muscular.

¿Estás luchando contra la fatiga? Si es así, o si deseas evitarla, aumenta el consumo de los alimentos mencionados y comprueba cuán buenos son para mantenerte con energía.

Categories: Remedios Tags: