8 interesantes usos del microondas que seguramente no conocías

¿Sabías que podías utilizar el calor del microondas para desinfectar los estropajos y las esponjas de limpieza? Basta con introducirlos unos minutos con vinagre o jugo de limón para acabar con los gérmenes

El horno microondas es un electrodoméstico que se vendió por primera vez en el año 1946. No obstante, tuvieron que pasar casi siete décadas para pasar a ser uno de los elementos imprescindibles de la cocina moderna.

Con este podemos calentar de forma rápida nuestras comidas e incluso preparar algunos platos ligeros.

Sin embargo, más allá de sus usos culinarios, tiene otras utilidades domésticas que muchos aún desconocen.

Aprovechando el espacio que tenemos a continuación, queremos darte 8 ideas para que le saques más provecho a esta herramienta de tu cocina.

Eso sí, ten precaución al ponerlos en práctica y evita introducirle cualquier objeto metálico.

1. Despegar sellos o estampillas

sellos-microondas

Para no arruinar los sellos o estampillas que se pegan en las cartas, puedes calentarlos un poco en el horno microondas para que salgan con facilidad.

Antes que nada tendrás que humedecerlo un poco con agua y, a continuación, ponerlo en el aparato durante 20 segundos.

Pasado este tiempo, retíralo y comprueba que puedes despegarlo sin hacer demasiado esfuerzo.

2. Cortar una cebolla sin llorar

Ron-y-cebolla

Los compuestos de azufre que contiene la cebolla son la razón por la que “lloramos” cuando empezamos a cortarla.

Al introducirle el cuchillo las células se rompen y sus componentes sulfurados volátiles hacen contacto con nuestro cuerpo y originan esta reacción.

Sin embargo, este proceso se puede detener si momentos antes de realizar el corte introducimos la hortaliza en el horno.

Córtale los extremos y ponla durante 30 segundos.

Te recomendamos leer: 10 productos naturales para eliminar el aliento a cebolla y ajo

3. Desinfectar esponjas

microondas-esponja

Las esponjas o estropajos son uno de los artículos que nos facilitan la limpieza de todo tipo de superficies en el hogar.

Estas mantienen contacto con todo tipo de suciedad y bacterias, por lo que no es extraño que se diga que están más contaminadas que el inodoro.

Por esto, es importante mantenerlas limpias y someterlas a procesos de desinfección en lugar de arrojarlas a la basura cuando aún están en buen estado.

Sumérgelas en una buena cantidad de vinagre blanco o limón y ponlas en el microondas a alta temperatura durante un minuto.

La acidez de estos ingredientes junto con el calor matará todo tipo de patógenos y las dejará aptas para un nuevo uso.

4. Obtener más jugo de un limón

Limón-microondas

Nos preocupa que los limones no tengan la cantidad de jugo suficiente para la preparación de las recetas.

Para asegurarte de que quedan bien exprimidos, caliéntalos en el microondas durante 20 segundos y sácales el zumo cuando aún estén tibios.

De esta manera su estructura física se modificará y saldrá hasta la última gota de jugo.

5. Prolongar la vida útil del rímel para pestañas

rimel-agua

El problema del rímel para pestañas es que se seca con facilidad en algunos ambientes y, al aplicarlo, forma antiestéticos grumos que nos hacen ver mal.

Si notas que el producto tiene este problema, prolonga su vida útil teniendo en cuenta este sencillo truco.

Pon la máscara para pestañas dentro de un vaso lleno de agua y llévalo al microondas durante 30 o 40 segundos.

Con este método el producto seco volverá a recuperar su textura líquida y tendrá más tiempo de uso.

6. Teñir telas

teñir-horno

¿Estás cansada del mismo color en tus prendas de vestir? Si adquieres un tinte de un color distinto y aprovechas tu microondas podrás darle un aspecto renovado.

Introduce la prenda en un recipiente con agua y tinte. Cúbrelo y pon a funcionar el microondas a alta temperatura durante 4 minutos.

Finalizado este tiempo, espera un par de minutos y comprueba el nuevo color de tu ropa.

7. Esterilizar frascos de conservas

esterilizar-frascos

La esterilización de frascos para hacer conservas es un proceso higiénico que permite eliminar los posibles patógenos que habitan en sus superficies.

La forma más común de hacerlo es poniéndolos a hervir en abundante agua durante un par de minutos.

Sin embargo, si la idea es gastar menos tiempo y tener los mismos beneficios, pon en su interior un poco de agua y caliéntalos en el microondas dos o tres minutos.

Cuando notes que el agua hierve será el momento de retirarlos.

Ver también: Técnicas Montessori para canalizar la rabia y el nerviosismo en los niños

8. Almohadilla de calor

saquito-semillas1

Para combatir las dolencias musculares e inflamatorias, rellena un calcetín con lentejas, hazle un nudo y ponlo durante 4 minutos en el microondas.

Tras asegurarte de que el calor es apto para la piel, aplícalo en las zonas doloridas hasta que se enfríe por completo.

¿Le sacabas todo este provecho a tu horno microondas? Ahora que ya sabes los usos alternativos que le puedes dar, no dudes en convertirlo en uno de tus aliados para las tareas del hogar.