8 alimentos que te pueden causar reflujo ácido

Además de los alimentos mencionados, tanto el alcohol como el tabaco son muy perjudiciales para nuestra salud gástrica, por lo que deberemos evitarlos, sobre todo si tenemos reflujo ácido

El reflujo ácido es un incómodo síntoma que se produce por un mal funcionamiento del esfínter esofágico inferior, cuya función principal es mantener los restos de comida y jugos gástricos en el estómago.

Es una condición caracterizada por una sensación de ardor a nivel del esternón, casi siempre acompañada con sequedad en la garganta y agruras.

De hecho, algunas veces es tan fuerte que muchos lo confunden con el dolor causado por un infarto de miocardio, por lo que genera cientos de consultas médicas.

Su aparición puede darse por algún tipo de anomalía del esófago, o bien, afecciones digestivas que incrementan la producción de ácidos.

Sin embargo, la mayoría de los casos tienen que ver con los hábitos alimenticios, puesto que algunas comidas copiosas y condimentadas alteran el pH digestivo y elevan la acidez.

Si bien es un trastorno de carácter esporádico y leve, lo ideal es conocer cuáles son esos alimentos que lo provocan para evitar que se vuelva recurrente.

¡Descúbrelos!

1. Chocolate

chocolate-002

Aunque el chocolate se ha hecho bastante popular por su alto contenido de antioxidantes, su consumo excesivo puede ser un desencadenante de reflujo ácido.

Esto se debe a su alto contenido de grasas y estimulantes como la cafeína y la teobromina, todos relacionados con el incremento de acidez en el sistema digestivo.

2. Condimentos picantes

Los condimentos picantes le ponen un toque muy especial a los platos y algunos tienen propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

El problema es que pueden resultar agresivos para el sistema digestivo, en especial cuando se combinan con otros alimentos irritantes.

Entre los alimentos y condimentos que pueden resultar perjudiciales cuando se padecen constantes episodios de reflujo están:

  • Salsas picantes
  • Curry
  • Chile
  • Comino

3. Café

Para un gran número de personas el café es infaltable en su vida diaria. Su poder energético, además de sus antioxidantes, hacen que sea una gran opción para empezar una larga jornada de trabajo.

Sin embargo, dado que es una de las principales fuentes de cafeína, aquellos que tienden a sufrir de reflujo deben evitarlo.

Esta sustancia estimulante debilita las válvulas que mantienen los jugos ácidos en el estómago, por lo que facilita su retorno hacia el esófago y la boca.

4. Patatas fritas

Patatas fritas

Las patatas y otras frituras que distribuyen en el mercado son el enemigo número uno de los procesos digestivos y metabólicos.

Estas comidas contienen altos niveles de grasas trans y añadidos químicos que, además de afectar las funciones digestivas, incrementan la producción de ácidos y la presencia de toxinas.

Ingerirlas en cantidades excesivas influye en los descontroles de los procesos inflamatorios del cuerpo y, de paso, aumenta la recurrencia de la presión estomacal y las agruras.

5. Embutidos y enlatados

Tanto las carnes embutidas como los enlatados están llenos de sustancias artificiales que, aunque permiten conservarlos frescos, generan exceso de acidez en la sangre y el estómago.

Esta variedad de alimentos se caracteriza por su elevado contenido de grasa y harinas, las cuales afectan la salud estomacal y del metabolismo.

Añadirlas en la alimentación regular puede propiciar la aparición de trastornos como la obesidad y los niveles altos de colesterol y azúcar.

6. Productos de panadería

galletas mantequilla y pepitas chocolate

Los productos de panadería, en especial las galletas y dulces ricos en añadidos artificiales, son desencadenantes de un entorno ácido en el estómago y el esófago.

Estas sustancias, además de los azúcares y las harinas refinadas, generan irritación en el revestimiento del estómago y aumentan la presencia de jugos ácidos.

Como consecuencia, se debilita el esfínter esofágico y, a su vez, aumenta la susceptibilidad de padecer úlceras y gastritis.

7. Refrescos con gas

El consumo habitual de refrescos con gas (conocidos también como gaseosas, bebidas carbonatadas o sodas, según el país) puede originar una serie de reacciones negativas en el organismo, que se ven reflejadas en varios aspectos de la salud.

Las gaseosas, en especial las de cola, contienen altos niveles de cafeína y, por lo tanto, ejercen efectos similares a los del café.

Por otro lado, los gases aumentan la presión en el estómago, lo que origina una respuesta ácida en su entorno.

8. Carnes rojas

Carnes rojas

El consumo excesivo de carnes rojas eleva los niveles de inflamación en el cuerpo, dado que contiene demasiadas purinas y sustancias ácidas que interfieren en la digestión.

Esto, sumado a su alto contenido de grasa, explica por qué es una de las responsables de la aparición recurrente de esta molesta condición.

¿Sufres de reflujo ácido habitualmente? Revisa tu dieta y limita el consumo de los alimentos mencionados para facilitar el control de este problema.

 

Categorías: Curiosidades Etiquetas: