7 síntomas que experimentas cuando tus riñones comienzan a fallar

En ocasiones, los dolores recurrentes en la zona de los riñones pueden deberse a un problema con estos órganos, aunque también pueden aparecer por un debilitamiento de los músculos

Para nadie es un secreto que un buen funcionamiento renal nos permite gozar de una calidad de vida alta, en cuanto a salud se refiere.

Aunque solemos ignorar la importancia de estos órganos, su trabajo nos ayuda a remover de forma constante los líquidos y toxinas que pueden enfermar el organismo.

De hecho, durante el día pueden procesar hasta 190 litros de sangre que, tras un proceso de filtración, permite expulsar alrededor de 2 litros de agua y residuos.

Además, dado que participan en el control de la presión arterial y la segregación de algunas hormonas, no cabe duda que son determinantes para nuestro bienestar.

Debido a esto, es primordial atender de forma oportuna cualquier señal de anomalías o enfermedades, ya que alguna falla puede conducir al desarrollo de problemas crónicos.

En esta oportunidad hemos recopilado 7 síntomas que pueden manifestarse cuando algo no está del todo bien en el sistema.

¡No los pases por alto!

1. Retención de líquidos e inflamación

Retención de líquidos

Uno de los signos iniciales de las fallas renales son los descontroles en los procesos inflamatorios del cuerpo que, por lo general, se acompañan con retención de líquidos.

Estos síntomas son el resultado de las dificultades que tienen los riñones para filtrar los desechos y producir orina, lo cual hace que se queden en los tejidos.

Consulta al médico si notas una inflamación inusual en:

  • Pies y tobillos.
  • Manos.
  • Piernas.
  • Rostro.
  • Abdomen.

¿Quieres conocer más? Lee: 7 consejos que debes atender para evitar la retención de líquidos

2. Descontrol en los hábitos de orina

Los descontroles en los hábitos de orina son señales que se deben tener en cuenta como posible falla del sistema renal.

Aumentar el número de veces en ir al baño, o bien, reducirlas sin razón aparente, indica que puede haber alguna anormalidad en la función de los riñones.

3. Cambios notorios en la orina

Señales de la orina

La textura, el color y el olor de la orina son características que permiten detectar si los riñones están teniendo dificultades para cumplir sus tareas.

Percibir cambios notorios, como una coloración más amarillenta de lo normal, debe ser una señal de alerta de infecciones o problemas crónicos.

También es necesario consultar si:

  • La orina es espumosa.
  • El olor es demasiado fuerte o desagradable.
  • Arde al orinar.
  • Hay manchas de sangre en la orina.

4. Erupciones cutáneas

Si bien las erupciones cutáneas pueden aparecer por múltiples factores, un mal funcionamiento de los riñones podría explicar su presencia.

Las toxinas que no son filtradas por estos órganos se quedan en el torrente sanguíneo y, tras ser transportadas, alteran la producción normal de aceites de la piel.

Como consecuencia aparecen antiestéticos granos de acné, casi siempre acompañados con una molesta sensación de picor e irritación.

5. Dolor en la zona lumbar

dolor lumbar

Un dolor recurrente en la zona lumbar o uno de los costados del cuerpo puede ser señal de dificultades en el sistema renal.

Los pacientes con este tipo de enfermedades, sobre todo los adultos mayores, manifiestan sentir este tipo de dolor debido a la inflamación que generan.

Si bien puede tratarse de un debilitamiento de los músculos, no hay que descartar la posibilidad de que se deba un problema en estos órganos.

6. Presión arterial alta

Los pacientes diagnosticados con insuficiencia renal o patologías de los riñones deben chequear de forma constante su tensión arterial, ya que esta puede sufrir graves alteraciones.

Las funciones que desempeñan estos órganos ayudan a mantener en equilibrio los niveles de potasio y sodio, dos minerales claves para mantener la presión estable.

Estos también mantienen bajo control los fluidos del organismo, a la vez que evitan la inflamación de los tejidos y las arterias.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que la hipertensión puede tener su origen en un problema conocido como estenosis de la arteria renal, el cual genera una obstrucción parcial de la arteria que transporta la sangre a los riñones.

Visita este artículo: Delicioso batido matinal para controlar la presión arterial alta

7. Sensación de fatiga

mujer con fatiga

Cuando los riñones tienen alguna falla en sus funciones es común que los pacientes presenten sensación de fatiga y decaimiento.

Esto se debe a la disminución de la producción de una hormona conocida como eritropoyetina. Esta es la responsable de intervenir en la creación de glóbulos rojos en la sangre para lograr un óptimo transporte del oxígeno y nutrientes.

Su descontrol puede conducir a cuadros de anemia crónico, además de mareos y problemas de concentración.

¿Identificas estos síntomas? Ten en cuenta que muchos de los problemas renales se pueden corregir si se detectan en sus etapas iniciales.

Atiende de inmediato cualquier señal de alerta y procura adoptar hábitos saludables que disminuyan el riesgo.