7 relajantes musculares que te brinda la naturaleza

Al ser naturales, la posibilidad de presentar reacciones adversas con estos remedios es mínima y son muy eficaces para reducir los dolores musculares sin necesidad de químicos

La tensión muscular es una dolencia común que suele aparecer debido a los cambios de la edad, aunque también al exceso de actividad física, las lesiones y algunas enfermedades.

A menudo se disminuye con el consumo de medicamentos analgésicos y reposo, pero en muchos casos se requieren otros tipos de terapias.

Si bien suele darse de forma esporádica, muchos pacientes lo perciben de forma recurrente debido a la práctica de malos hábitos o posturas inapropiadas.

Por fortuna, además de los remedios conocidos, hay varios relajantes de origen natural que, sin causar efectos secundarios, ayudan a calmarlo para que no interfiera en las actividades cotidianas.

Dado que muchos aún no saben cuáles son, en el siguiente espacio queremos compartir los 7 mejores para que no dejes de probarlos.

¡Apunta!

1. Aceite de menta

aceite de menta

El aceite de menta es uno de los productos naturales que nos pueden ayudar a relajar los músculos en casos de rigidez y tensión.

Tiene propiedades antiinflamatorias y analgésicas que disminuyen el dolor mientras promueven la circulación para lograr un rápido alivio de la zona afectada.

¿Cómo utilizarlo?

  • Humedece las palmas de las manos con una pequeña cantidad de aceite de menta y frótalo sobre los músculos que deseas relajar.
  • Asegúrate de masajear durante al menos cinco minutos para obtener buenos resultados.

Visita este artículo: Cómo hacer aceite de menta para cuidar de tu salud

2. Valeriana

Gracias a sus efectos calmantes y antiinflamatorios podemos aprovechar tanto el aceite como la infusión de valeriana para disminuir el estrés muscular.

Su consumo y aplicación directa reduce el nivel de inflamación y aumenta la circulación para mejorar el proceso de oxigenación.

¿Cómo utilizarla?

  • Consume hasta dos tazas (500 ml) de infusión de valeriana al día.
  • Frota un poco de aceite de valeriana sobre la zona dolorida y descansa.

Nota: esta planta puede provocar somnolencia.

3. Sales de Epsom

Sales de Epsom

Los baños con sales de Epsom son ideales para relajar los músculos cansados, gracias a sus altos niveles de magnesio.

Este mineral esencial ayuda a prevenir el dolor y, de hecho, facilita el tratamiento de condiciones inflamatorias como la fibromialgia y la artritis.

¿Cómo utilizarla?

  • Incorpora media taza (100 g) de sales de Epsom en el agua de la tina y sumerge tu cuerpo durante veinte minutos.
  • Procura llevar a cabo esta terapia antes de dormir para garantizar tu descanso.

4. Manzanilla

Conocida en la medicina natural por sus propiedades digestivas y emolientes, la manzanilla es una solución natural que reduce el dolor y la hinchazón muscular.

Tiene propiedades antiespasmódicas y antiinflamatorias que facilitan la relajación de los músculos, en especial cuando se tensionan por el estrés.

¿Cómo utilizarla?

  • Consume una taza (250 ml) de infusión de manzanilla, dos o tres veces al día.
  • Aplica aceite de manzanilla en tus manos y masajea las zonas doloridas.

5. Aceite de árnica

Cómo-elaborar-un-bálsamo-de-árnica

El árnica contiene un compuesto químico conocido como timol que, por su acción antiinflamatoria, resulta ideal para el alivio del dolor muscular.

La aplicación directa de su aceite crea una agradable sensación de calor que disminuye la tensión para evitar problemas de movimiento.

¿Cómo utilizarla?

  • Pon varias gotas de aceite de árnica sobre los músculos rígidos y realiza un masaje de cinco minutos.
  • Repítelo dos veces al día si lo consideras necesario.

6. Pimienta de cayena

Aunque su sabor picante puede ser insoportable para algunas personas, la pimienta de cayena es una buena solución contra las dolencias que afectan los músculos.

Contiene una sustancia activa llamada capsaicina, la cual le confiere efectos antiinflamatorios y analgésicos.

¿Cómo utilizarla?

  • Incorpora pequeñas cantidades de pimienta de cayena en tus batidos e infusiones.
  • Adquiere aceite de pimienta de cayena y úsalo para masajear los músculos cansados.

Te recomendamos leer: 13 motivos para consumir pimienta de cayena cada día

7. Pasiflora

infusion-pasiflora

La pasiflora es una planta muy conocida en la medicina natural, no solo porque ayuda a controlar los nervios, sino porque actúa como antiinflamatorio y relajante muscular.

Contiene fitoesteroles y flavonoides, dos sustancias con efectos antioxidantes que reducen el estrés oxidativo.

Sus nutrientes regulan la actividad del sistema nervioso y ayudan a controlar problemas como la ansiedad y el insomnio.

¿Cómo utilizarla?

  • Prepara una infusión de pasiflora y consúmela antes de ir a descansar.
  • De forma opcional, sumerge un paño absorbente en la infusión caliente y aplícalo como compresas en las zonas doloridas.

¿Sientes dolor o molestias en los músculos? En lugar de consumir medicamentos sintéticos, prueba alguno de estos remedios naturales y comprueba cuán buenos son para hacerle frente a estos problemas.