4 razones por las que tienes intoxicación por alimentos

Para evitar la intoxicación por alimentos debemos ser muy cuidadosos con todo aquello que vayamos a consumir y, ante la menor duda, desecharlo para evitar correr riesgos

Dicen que barriga llena, corazón contento. Nos gusta comer y, a la mayoría, nos encanta experimentar nuevos sabores. ¡Eso nos hace muy felices!

Sin embargo, si no quieres ser víctima de intoxicación por alimentos debes tomar varios precauciones. La principal es evitar comer en la calle.

Si piensas probar nuevos sazones es recomendable que los prepares en casa. Es ahí donde se degusta con ganas, seguridad y confianza porque sabes cómo se han preparado.

Si ya han aparecido los problemas estomacales pero no estás seguro de si se trata de un envenenamiento alimentario, debes preguntarte si te has puesto en riesgo.

Esto no es fácil de determinar. Tendrás que analizar lo que has ingerido últimamente. Aquí te dejamos algunas razones de que has sufrido intoxicación por alimentos.

Comiste en un lugar de sospechosa calidad

Si te gusta comer mucho, entonces debes tener precaución con tus antojos. Relaciona el lugar con el tipo de alimento que te apetece.

La ubicación de un restaurante es fundamental a la hora de pedir una comida. Si vives en un sitio muy alejado del mar, te recomendamos que no pidas nada de mariscos.

El mismo nombre de esos animales indican que son de mar. Así, tu alarma de peligro se tiene que activar al observar una marisquería en una ciudad que está lejos de las playas.

En la mayoría de ellas toman precauciones en la preparación y no saldrás envenenado. Pero es importante prevenir. Si vienes de comer estos ricos manjares y no te encuentras bien, puede que seas una víctima de intoxicación por alimentos.

Si en verdad tienes deseos de comer un determinado alimento que no es propio de tu región, procura que se encuentre en buen estado. Nuestra recomendación es que si vas a comer pescado, lo compres en un pescadería de confianza y lo prepares en casa.

Ver también: 5 razones para evitar la dieta de alimentos crudos

No has tomado agua purificada

toma agua purificada

Así es, leíste bien: el agua. Debes ser muy sabio con lo que pasa por tu boca y eso incluye el agua. 

En algunos países el agua está infectada por la contaminación de desechos tóxicos. Esa agua pasa por las tuberías de nuestras casas, trabajos y universidades. Es preferible que la purifiques antes de tomarla.

No queremos quedar en cama de forma obligatoria e involuntaria, ¿verdad?

Recuerda también que tus hijos también deben tomar agua purificada siempre. Los niños suelen ser muy inquietos: corren, saltan y están activos en todo momento. Por eso siempre tienen sed y a cada instante están tomando agua.

Cuando salgas a pasear con tus niños, lleva contigo agua depurada, para que ellos no busquen tomar alguna que pueda estar contaminada.

Ensaladita para la dieta

A quienes les gusta cuidar su salud o son vegetarianos no tienen muchas opciones al momento de comer fuera de casa. Casi siempre verás a estas personas pidiendo un plato de ensalada.

Es importante recordar que comer ensalada no siempre traerá beneficios a tu salud. Puede que ocurra un intoxicación por alimentos.

¿Recuerdas lo primero de lo que te advertimos? Ten cuidado con el lugar en el que vas a comer. En esta ocasión nos referimos a la higiene que podría tener el sitio en el que pretendes alimentarte.

Sabemos que nos leen personas de diversos países. Por eso te sugerimos que, si estás en un país donde hay problemas de agua contaminada o hay sequía, te preguntes:  ¿Cómo habrán lavado las verduras o las frutas?

Pregunta al camarero si hay tanque de agua o si utilizan agua filtrada. Si prefieres evitar pasar por la incomodidad de entrevistar al mesero, entonces la mejor opción es que preguntes si tienen ensalada de verduras cocidas.

Te recomendamos leer: Deliciosa ensalada para deshinchar el abdomen y depurar el organismo

Cocinas todo el tiempo en el microondas

Microondas

No es que esté mal calentar la comida en este artefacto. El microondas en un gran aliado para aquellos que no tenemos tiempo que perder.

Para no dejar pasar ninguna de las comidas y seguir en lo nuestro, abrimos la tapa del microondas, calentamos, comemos y listo.

Debes saber que calentar de esta manera puede producir intoxicación por alimentos y no es precisamente por el microondas, sino por la misma comida.

Los alimentos que ya habían sido cocinados y se han refrigerado por completo también pueden ser los causantes de una enfermedad. Aún dentro de la nevera, los alimentos pueden contraer la bacteria durante la noche.

Debes usar el horno de microondas adecuadamente de tal forma que al calentar la comida, esta no quede fría por dentro.

  • La intoxicación por alimentos puede afectarnos en cualquier momento. Ten cautela al escoger el lugar para comer.
  • Los más comunes en los que se producen este tipo de envenenamientos son los que venden comidas al aire libre, las cafeterías de escuelas, grandes reuniones sociales o restaurantes.

Aunque no se trata de algo grave, definitivamente puede ser molesto e interrumpir tu vida diaria por unos días.

Categorías: Curiosidades Etiquetas: