4 extrañas frutas y verduras que seguro que no conoces

Aunque te puedan resultar desconocidas y por tanto, extrañas, añadir estas frutas y verduras a tu dieta puede ser una de las maneras más divertidas de cuidar tu alimentación

Todos los especialistas recomiendan tomar cinco piezas de fruta al día, pero la respuesta generalizada suele ser: “es muy aburrido”. Lo mismo sucede con la verdura.

Sin embargo, esto no tiene por qué ser así. Lo que ocurre es que solemos comer los mismos productos.

No obstante, existen un sinfín de variedades que probablemente no conozcas y que ofrecen los mismos beneficios que las más populares.

La introducción de la fruta en nuestra dieta significa enriquecer nuestro cuerpo con todo tipo de vitaminas, minerales y fibra y agua.

Además, aporta una dosis de azúcar que impide que tengamos ansiedad por comer otro tipo de dulces, como la bollería industrial.

Gracias a ello, nos sentimos saciados, al tiempo que fortalecemos nuestro sistema inmunitario, facilitamos el trabajo de nuestro aparato digestivo y mantenemos la figura tal y como nos gusta.

Por su parte, las verduras ofrecen las mismas ventajas, aunque por lo que más destacan en por su elevado aporte de fibra.

Como sabes, lo que ingerimos puede convertirse en un armadura contra las enfermedades o una causa de las mismas. En este sentido, esta nos ayuda a eliminar toxinas.

Teniendo en cuenta todo esto, te recomendamos que explores en este universo. No obstante, vamos a ayudarte descubriéndote unas cuantas alternativas a los productos a los que estás habituado.

Las 4 extrañas frutas y verduras más divertidas

1. Fresa blanca

Fresa blanca

Esta extraña fruta es producto del cruce de dos variedades de fresas. Llama la atención por su aspecto y su sabor.

Uno tiene en el paladar el gusto de la fresa, por lo que no esperamos que, al morderla, nos estalle en la boca un sabroso jugo semejante al de la piña.

Como explicábamos arriba, su aporte vitamínico es ejemplar, en el que destacan las vitaminas A, C y B9.

Quizá la más desconocida de todas sea la última, pero sus funciones son muy valiosas. Previene y alivia los problemas cerebro y cardiovasculares, así como las afecciones neuropáticas, entre ellas la migraña o la ciatalgia.

Por otro lado, la fresa blanca, también conocida como alma blanca o pineberrycontiene una dosis importante de potasio, eficaz en el cuidado de la estructura ósea y muscular.

No en vano los deportistas toman frutas ricas en potasio para mantener el tono físico.

Además, ayuda a metabolizar los hidratos, lo que significa que gozaremos la energía que nos proporciona con un riesgo menor de subir de peso.

Te recomendamos leer: Los 8 beneficios que las fresas le aportan a tu salud

2. Tamarillo

Tamarillo

El tamarillo también se denomina tomate de árbol debido a su parecido con esta hortaliza.

No obstante, su sabor es mucho más dulce, por lo que es ideal para los niños.

También supone una oportunidad perfecta para lo golosos, porque, si lo comparamos con otras extrañas frutas y verduras, nos aporta una enorme cantidad de agua y su valor calórico es mínimo.

De esta manera, puedes disfrutar de ese sabor tan buscado, sin arriesgarte a subir de peso.

  • Como la fresa blanca, también es rico en vitaminas B, C y A.
  • Entre los minerales que nos aporta destaca el magnesio, indicado para los dientes y el corazón.
  • Al mismo tiempo, interviene en la formación de proteínas que, como sabemos, resultan indispensables para fortalecer los músculos.

Lee también: Delicioso batido multivitamínico para mejorar la visión y el metabolismo

3. Colinabo o rutabaga

Colinabo o rutabaga

Es una raíz sueca muy parecida al nabo, con la diferencia de que esta tiene más azúcares.

Su punto fuerte es, sin duda, la fibra. De hecho, es una de las verduras que más fibra aporta.

Así, es idónea para mejorar el tránsito intestinal y limpiar nuestro organismo de sustancias nocivas.

Los médicos suelen recomendar su consumo a personas con hipertensión, debido a sus bajos niveles de sodio y a la alta presencia de fósforo y potasio.

4. Hinojo marino

Hinojo marino

Con un sabor ligeramente picante, es otra de esas extrañas verduras que queremos destacar aquí por su alto contenido en Vitamina C.

Esta lo convierte en un antioxidante espectacular, por lo que nos protege de cualquier dolencia. Puedes usarla en ensaladas y en recetas de pescado.

Asimismo, se usa como remedio natural para tratar las flatulencias y los problemas digestivos, ya que sus propiedades son muy parecidas al hinojo tradicional.

Como ves, ahí fuera hay un gran número de extrañas frutas y verduras que te proporcionan las mismas ventajas que las más convencionales.

A partir de ahora, el aburrimiento no puede ser una excusa para dejar de comer de forma saludable. Prueba estas deliciosas alternativas y cuéntanos.

Categorías: Curiosidades Etiquetas: