3 refrescos saludables, divertidos y nutritivos para tus hijos

Bajo ningún concepto pueden los refrescos ser sustitutos del agua. Debes enseñarles a tus hijos que los refrescos con gas o azúcar no son sanos y que solo deben consumirse de forma puntual.

Los niños suelen tener especial atracción por todos esos refrescos ricos en colorantes, conservantes, azúcares y gas que tan poco saludables son para su organismo. No pasa nada si los consumen en alguna fiesta, o de modo ocasional en los fines de semana. Ahora bien, en el momento en que empiezan a pedírtelos cada día y se convierten casi en sustitutivos del agua, surge el problema.

Si se acostumbran desde niños a consumir este tipo de productos, pueden llegar a la madurez sufriendo ya problemas digestivos, enfermedades renales o incluso desarrollar diabetes. Es un peligro que debemos corregir lo antes posible ofreciéndoles mejores alternativas.

Así que… ¿Y si les preparamos alguno de estos refrescos saludables y tan divertidos? ¡Les encantarán!

1. Limonada roja, saludable y divertida

propiedades-del-pomelo-730x430
Ingredientes

  • 2 pomelos (toronjas)
  • 1 naranja
  • 10 cerezas
  • 1 litro de agua
  • 2 cucharadas de miel (50 g)
  • 5 hojas de menta

Preparación

  • Empezaremos calentando el agua para añadir la miel y las hojas de menta. Con ello vamos a conseguir que el agua coja un sabor dulce a la vez que refrescante gracias a estos dos ingredientes. Una vez haya llegado a ebullición, apagamos el fuego y reservamos.
  • Ahora obtenemos el jugo de la naranja y de los pomelos, para después, mezclaros en la batidora en compañía de las cerezas. De este modo obtendremos un jugo de un atractivo color rojo, muy llamativo para los niños.
  • El siguiente paso es sencillo: Retiramos las hojitas de menta del agua que hemos reservado al principio y que hemos endulzado con miel y la mezclamos ya con el jugo a base de pomelo, naranja y cerezas. Llévala al refrigerador y sirve en una jarra divertida, acompañada por unos cuántos cubitos de hielo. ¡Deliciosa!

2. Refrescante bebida de fresas y limón

agua-de-fresas-
Ingredientes

  • 15 fresas
  • El jugo de un limón
  • 1 litro de agua
  • 2 cucharadas de miel (50 g)

Preparación

  • Esta bebida de fresas es maravillosa para tomar bien fresquita en verano, es fácil de preparar y se alza como un remedio nutritivo, lleno de vitaminas y, además, muy depurativo. Para prepararlo, lo primero que haremos será lavar bien las fresas y quitarles la parte verde de arriba. Después, ábrelas por la mitad.
  • Ahora haremos una cocción con las fresas junto con ese litro de agua. Ya puedes incluir también los 50 gramos de miel.
  • En el momento en que veas que las fresas ya están blanditas, apaga el fuego.
  • Ahora pasaremos todo el preparado por la batidora, para obtener una bebida bien homogénea. No obstante, hay quien prefiere retirar las fresas y quedarse sólo con su infusión. Es una decisión que depende del gusto personal de cada uno. Como tú prefieras.
  • Una vez tengas lista el agua de fresas, ya puedes añadir el jugo de ese limón, para después, llevar esta deliciosa bebida al refrigerador. Sirve siempre fresca. Os encantará tanto a los niños como a ti. Es uno de los refrescos saludables más típicos en épocas estivales que merece la pena preparar, cada vez que podamos conseguir fresas en nuestros mercados o supermercados.

3. Agua de manzana y menta

agua de sabores

La opción de preparar aguas de sabores es también una idea muy efectiva para que los niños beban más agua y disfruten con ellas, dejando a un lado los típicos refrescos con gas. Solo necesitas tener un poco de tiempo para ofrecerles estos refrescos saludables que les nutrirán y, que por supuesto, les encantarán.

Ingredientes

  • Una manzana
  • 2 vasos de agua (400 ml)
  • 5 hojas de menta
  • 2 cucharadas de miel (50 g)

Preparación

  • Lo primero que haremos será lavar esa manzana y cortarla en 4 trocitos (incluye la piel). Después, ponemos a hervir los dos vasos de agua, para añadir en la olla la manzana, las hojas de menta y la miel. ¡Muy fácil!
  • Esta cocción te va a costar un poquito más, puesto que la manzana debe quedar blandita. De ese modo el agua irá cogiendo el sabor de la fruta, de la menta y de la miel. Te aseguramos además que el sabor es extraordinario.
  • Cuando la manzana ya esté en su punto, colamos todo el contenido y nos quedamos solo con el agua, para llevarla, como ya sabes, al refrigerador para que los niños la puedan tomar bien fresquita. ¡Les encantará!

Consejos para que los niños beban más agua y menos refrescos azucarados

botellas

  • Los correctos hábitos alimenticios deben enseñarse desde bien pequeños, así pues, deben tener claro lo antes posible que los refrescos con gas o con azúcar no son saludables y que solo deben tomarse de modo puntual y nunca deben ser sustitutos de el agua. Cuando tengan sed deben servirse un vaso de agua, nunca un refresco.
  • Siempre será adecuado que los niños beban agua con el jugo de alguna fruta. ¿La razón? El agua por sí sola no contiene vitaminas ni sales minerales, así que basta con incluir un poquito de jugo de limón para que les guste más y les proporcione más nutrientes.
  • Intenta que el acto de beber agua sea siempre divertido. Sírveles el agua en vasos de colores, ponles las típicas pajitas y, sobre todo, prepara estos refrescos saludables para que se acostumbren a una dieta adecuada lo antes posible.

¡El esfuerzo vale la pena!

Categorías: Buenos Hábitos Etiquetas: